Matías Rodríguez terminó el clásico de Universidad de Chile contra la Católica con el ojo en tinta y muy hinchado. Tras el 1-1 final el lateral diestro de los azules contó cómo fue la jugada con Germán Lanaro que casi lo saca del partido en el primer tiempo.

“Fue una jugada de córner, anticipo al marcador y él me cabecea. El ojo me quedó así, son cosas del oficio, pero por suerte esta inflamado, nada más”,dijo a CDF el capitán del Chuncho.

Respecto al desarrollo del partido el trasandino valoró el alza mostrada por su equipo de la mano de Hernán Caputto. Reconoció que los delanteros siguen en deuda, pero confía plenamente en que la U seguirá en Primera División.

“Creo que es nuestro mejor partido, pudimos mantener la intensidad, hicimos lo trabajamos en la semana. Salimos a presionar, se hizo bien y tuvimos muchas situaciones. Hicimos el gol, pero nos falta definir mejor, porque creamos. Solamente nos falta más gol”, expuso.

Manifestó que “vamos agarrando confianza desde atrás hacia a delante, vamos más sólidos. Nos falta el gol, los chicos lo saben y trabajamos para que luego se acabe la racha, para que metan adentro las que les quedan”.

Por último sentenció que “sin dudas jugando de esta manera no deberíamos descender. Vamos a festejar más que perder, así vamos a sumar muchos puntos”.

/Eduardo Méndez Garín