Hoy nos encontramos en una discusión política, referida a si es conveniente acortar las horas que se trabajan en nuestro país, sin embargo, hay que precisar que el hecho de trabajar más horas no significa que se produzca más como tan poco se puede decir que trabajar menos se traducirá en  una disminución en el sueldo.

La automatización también está causando cesantía, y cuando existe poco crecimiento, se produce que, no sólo no se crean nuevos empleos, sino que se están perdiendo por el reemplazo que significa las nuevas tecnologías y eso está sucediendo a nivel global. Por otra parte, esa guerra comercial entre Estados Unidos y China, afecta a las economías emergentes y nuestro país no está ajeno a ello. Afrontar esta tormenta económica de éstas dos potencias, nos impactan negativamente en su afán de demostrar cual de ellas ganará éste “gallito” que se está convirtiendo en una próxima recesión que todos queremos evitar.

Cuando aún está pendiente reformas tan importantes como son la tributaria, y principalmente la reforma previsional, tenemos que entender que todos queremos tener una tranquilidad y seguridad de poder afrontar esta discusión económica, y en materia previsional, contar con un sueldo mensualmente.

Dicho lo anterior, el único ingreso mensual, que ninguna persona ni entidad le puede quitar a usted, porque es totalmente inembargable y para toda la vida, sigue siendo sólo una renta vitalicia, que es una pensión pagada por una compañía de seguros al pensionado, y también en caso de fallecimiento a su cónyuge e hijos con derecho a pensión y también a las personas que haya designado en coberturas adicionales.

Cuando los mercados bursátiles sufren pérdidas, cuando el dólar baja, cuando el cobre cae, cuando hay crisis financieras, etc. las personas que tienen una renta vitalicia, no se ven afectadas por estas fluctuaciones y eso es una tranquilidad que no puede tener ningún trabajador con su sueldo. Porque hoy se tienen trabajo y mañana es cesantía, el pensionarse bajo esta modalidad, es asegurar un ingreso no sólo para el trabajador al cumplir la edad legal, o en forma anticipada, sino una protección para su familia.

En épocas de incertidumbre, siempre es bueno asegurar un ingreso mensual, que nos permita afrontar las vicisitudes de la vida y que no siempre depende de nosotros, sino del comportamiento de los países, de las entidades, de los legisladores, de los empleadores, y que tengamos esa renta previsional sin estar sujeta a cambios inesperados que pudieran alterar los años que nos queden por vivir.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com