Jair Bolsonaro dijo que su gobierno podría aceptar la ayuda ofrecida por el G7, anunciada el lunes por Emmanuel Macron, si es que el presidente retira los “insultos” que, según el presidente brasileño, lanzó contra su persona.

Emmanuel Macron y Jair Bolsonaro (Jacques Witt / POOL / AFP)
Emmanuel Macron y Jair Bolsonaro

La cumbre de líderes occidentales acordó destinar USD 22 millones para las tareas contra el fuego en el Amazonas. Sin embargo, el canciller y el embajador de Brasil en Francia rechazaron el ofrecimiento, tomado como una presunta injerencia en su territorio, pese a que los gobernadores de varios estados han admitido que no cuentan con los recursos suficientes para afrontar la situación.

“En primer lugar, el señor Macron debe retirar los insultos que realizó contra mi persona”, declaró Bolsonaro a la prensa.

“Me llamó mentiroso”, se quejó el brasileño. Días atrás, el líder francés había dicho que Brasil incumplió las promesas realizadas durante el G20 en Japón, lo que pone en riesgo el futuro del acuerdo entre el Mercosur y la UE. En la víspera, el líder francés dijo que deseaba que Brasil tenga pronto un presidente “a la altura”, luego de que Bolsonaro haya celebrado un mensaje en Facebook que se burlaba de la apariencia física de la esposa de Macron.

Consultado sobre si, tras una eventual disculpa por parte de Francia, aceptaría la ayuda, Bolsonaro volvió a expresar sus condiciones: “Primero él retira, después él ofrece, de allí yo respondo”.

El mandatario ha personalizado sus ataques y críticas sobre Macron, pese a que la ayuda fue ofrecida por el G7 como bloque.

El líder ultraderechista también mostró su malestar por lo que considera una injerencia sobre el territorio brasileño. “(Hay) informaciones que recibí, de que nuestra soberanía está en debate en la amazonía”, declaró.

En Francia, Macron se había referido a la postura brasileña. “Respetamos su soberanía, pero en el tema de la Amazonía no podemos dejarle destruirlo todo”, indicó.

/psg