En horas de la mañana del domingo el Alcalde de Vallenar, Cristian Tapia se dirigía a jugar al sector de Cuatro Palomas, cuando un conductor de colectivo le avisó sobre una situación que se estaba desarrollando en las canchas de Torino.

Ante este aviso, el jefe comunal decidió llamar a Carabineros y acercarse al sector para conocer la situación de primera fuente.

Sin embargo, a poco andar fue interceptado por el arquero y dos jugadores de uno de los equipos quienes lanzaban piedras.

Frente a esto el edil detuvo la marcha y pidió que cesaran en sus acciones. Sin embargo, al momento de frenar el vehículo un jugador del equipo contrario ingresó por la puerta trasera solicitando ayuda. “Alcalde me quieren matar, por favor ayúdeme, salga arranquemos”, le habría dicho el sujeto.

En medio de esto, otros sujetos comenzaron a correr en dirección del vehículo provisto de palos y machetes, por lo que Tapia decidió escapar del lugar, mientras los sujetos se abalanzaban sobre el vehículo.

Finalmente la autoridad comunal logró evadir a los sujetos y junto al jugador pudo llegar hasta las dependencias de Carabineros y denunciar lo sucedido.

El automóvil quedó con el parabrisas, vidrio lateral y espejos destruidos. Asimismo, el edil sufrió lesiones leves debido al impacto de los vidrios en su cuerpo, por su parte el padre del agredido habría sufrido lesiones en su brazo producto de un ataque con machete.

Producto de esta situación Tapia comunicó a la dirigencia de la Asociación Nacional de Fútbol Amateur (ANFA), sobre la suspensión de las competencias, debido a que no sería la primera vez que un hechos de estas características tiene lugar en las canchas de Torino.

/gap