Rechazo generó en el oficialismo, la ofensiva impulsada este martes por la oposición y con la cual se busca acelerar la tramitación del proyecto que rebaja a 40 horas laborales, el cual esperan sea votado y despachado el próximo lunes 2 de septiembre desde la comisión del Trabajo de la Cámara.

Así lo anunció hoy la presidencia de la instancia, Gael Yeomans (Convergencia Social), quien indicó que “acá hay tiempos para el debate, para las intervenciones y haremos efectivo el derecho que tenemos para hacer avanzar las mociones legislativas a pesar de que al Ejecutivo no le guste”.

Consultado al respecto, el diputado UDI e integrante de la comisión, Patricio Melero, consideró que “la izquierda quiere apurar el trámite porque están perdiendo adhesión con su proyecto, al darse cuenta que el del gobierno con la flexibilidad horaria y la gradualidad en su aplicación gana mayores y amplios apoyos de las Pymes y trabajadores”.

A su juicio, la idea es “legislar apurados para evitar que la evidencia y los argumentos se les tornen en contra, es la mejor expresión de que no están velando por el país sino que por un triunfo político de corto impacto”. Y agregó que esto “restringe el diálogo, obstaculiza los acuerdos y deja en evidencia que el tiempo y los argumentos en favor del proyecto del gobierno y en contra de las rigideces horarias del de ellos los complica y aleja de su idea original”.

En la misma línea, el diputado RN que también integra la instancia, Alejandro Santana, comentó que “insistir en un proyecto inadmisible e inconstitucional no es una buena señal Republicana, el proyecto que está en el senado dará el debate profundo en esta materia donde los matices y visiones de la oposición estarán presente y donde la flexibilidad, inclusión y disminución del horario de la jornada serán elementos que cada trabajador podrá ponderar según sus prioridades y objetivos”.

“Hacen mal uso de la mayoría circunstancial, sabiendo de la inadmisibilidad del proyecto, eso es ir contra el reglamento y la ley orgánica de la Cámara y la Constitución. Van a generar un precedente nunca antes visto”, acotó Santana.

En relación a qué harán como Chile Vamos ante la ofensiva opositora, el diputado RN indicó que pondrán sus esfuerzos en la iniciativa de flexibilidad del Gobierno, apuntando a “fortalecer el debate del proyecto que está en el senado, donde la socialización y distintos matices estarán presentes”.

“Argumentaremos en favor de una rebaja de jornada con gradualidad, flexibilidad horaria y adaptabilidad según el tipo de empleos. También haremos ver que el proyecto de pensiones tiene mayor urgencia y prioridad social que este”, remató Melero.

/psg