Un hombre de 60 años sufrió un insólito accidente tras decidir decorar el baño de su casa en la ciudad francesa de Mattaincourt.

Esto luego que al subir por una escalera se tropezara, quedando su cabeza instalada justo al medio de dos peldaños.

Según informa BBC, el hombre no logró sacar la cabeza del lugar y mientras pasaba los días esta se fue hinchando, por lo que no tenía ninguna solución a mano.

Tampoco pudo dar aviso a la policía o a algún familiar, ya que no tenía alcance a su teléfono.

Finalmente, luego de cinco días una hermana lo fue a visitar y lo encontró atrapado en la escalera, por lo que dio aviso y fue rescatado.

En la actualidad se encuentra en buen estado y debe someterse a controles de rutina por un tiempo. Su nombre eso si no se dio a conocer para mantener en privado el singular accidente.

/gap