Este miércoles, el dólar acumuló su quinta alza consecutiva en el cruce local y se ubicó nuevamente en niveles no vistos desde enero de 2016 ante los temores en torno a la guerra comercial y una recesión económica global.

Así, el billete verde terminó la jornada con una subida de $0,10, ubicándose en $722,70 vendedor y $722,40 comprador.

Luis Alberto Reyes, analista de Mercados G, comentó que las razones de la subida son “varias y complejas”. En ese sentido detalló que “el contexto de la guerra comercial, la devaluación del Yuan, la aprobación de suspender el Parlamento Británico y la inamovilidad del cobre en esta jornada han llevado la paridad dólar-peso a sus máximos desde enero 2016”.

De todas formas, destacó que “la repercusión más grande fue la devualuación de Yuan, que provoca en los inversionistas buscar activos refugio y comprar dólares”.

Además, “da una señal negativa al mercado indicando un deterioramiento de la economía China”, explicó el experto.

Respeto a las proyecciones, Reyes estimó que “se esperan nuevas alzas para la próxima jornada, con una resistencia en $728,4 y un soporte en $718,4”.

/psg