En al menos cuatro delitos económicos cometidos en contra de su hermano, de otros particulares -eventualmente familiares suyos- y en contra de bancos, instituciones financieras y otros organismos habría incurrido el empresario Francisco Javier Frei Ruiz-Tagle (69). Un escándalo que ha causado un daño “irreparable en todo sentido” a este histórico clan político -como dijo esta mañana el principal perjudicado, el ex Presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle-, y que ahonda la grieta que ya había dejado el caso por el homicidio de su padre, Eduardo Frei Montalva.

Los pocos amigos y cercanos a la familia contactados por La Tercera PM confesaron estar destrozados y sorprendidos. Parte de los hechos se conocieron esta mañana a través de un artículo del sitio Interferencia, que describió operaciones financieras en que Francisco Frei terminó dañando el patrimonio del ex gobernante en al menos $500 millones.

Pero de acuerdo a versiones de quienes han estado en estrecho contacto con el matrimonio del ex Presidente y de Marta Larraechea, el ex integrante del directorio de TVN los habría perjudicado por montos que oscilan entre los $1.500 y $2.000 millones. Francisco Frei, según él mismo detalló en la autodenuncia ante la Fiscalía, falsificó la firma y hasta las huellas dactilares -sostiene un personero- del ex mandatario en documentos vinculados a Inversiones Saturno, la sociedad anónima cerrada que Eduardo Frei formó a fines de los ’80. Y de la cual era su administrador.

Pero los problemas del hermano menor del clan Frei -y uno de los más cercanos al exmandatario- no sólo radican ahí. Una primera revisión hecha por La Tercera PM al sistema del Poder Judicial arroja al menos cinco demandas de terceros por pagarés impagos y cheques protestados por $469 millones durante el último mes. Eso, además de contar con 21 documentos impagos en su perfil comercial, lo que equivale a $587 millones de pesos.

Así, según la autodenuncia que ingresó al Ministerio Público, Frei firmó pagarés y otros instrumentos para transferir dineros a su empresa Almacenes de Depósitos Nacionales S.A., Almadena, dado que estaba más que endeudado y asfixiado financieramente, después de recurrir a firmas de factoring y préstamos. La firma se dedica al rubro de almacenaje, y ya había quebrado una vez, en 1991.

El expresidente Frei se habría enterado de esto -al menos- hace unas cinco semanas y por terceras personas, antes de emprender un viaje como Embajador Plenipotenciario del Gobierno para el Asia Pacífico. Una de las versiones que circulan relata que lo supo solo después de que la conducta de su hermano despertara suspicacias en él y sus allegados, y que le preguntaran insistentemente hasta que habría confesado.

El exmandatario, quien desde China advirtió que “haré valer todos los derechos que como afectados nos reconoce la ley”, está siendo representado por los abogados Juan Domingo Acosta y Alejandro Laura.

La decisión de autodenunciarse, según el artículo 11 del Código Penal, es considerada una circunstancia atenuante y el fiscal Francisco Jacir dio ayer orden de investigar ayer a la Brigada de Delitos Economómicos (Bridec) de la PDI. Entre las primeras diligencias se ha pedido información a distintos bancos.

Fuera del comunicado del ex mandatario, ni su esposa, ni Francisco Frei, ni su hermana Carmen quisieron referirse a este escándalo. Eso sí, la DC decidió hoy suspenderle al empresario su militancia, una decisión que tomó su directiva, donde la misma ex senadora es vicepresidenta. En la familia de Carmen optaron por no precisar si ella también ha sido o no por las operaciones de su hermano Francisco, luego de que se les consultara específicamente por ese punto.

Su familia también habría sido perjudicada

El expresidente terminaba su declaración de hoy diciendo que aportará “todos los antecedentes que sean necesarios por dolorosos que sean para mí y mi familia y para todos aquellos que también han podido ser víctimas de los actos de mi hermano Francisco”. Los otros perjudicados, sostienen cercanos al clan, incluyen bancos, instituciones financieras y otras personas naturales.

Entre estas, asegura una versión, se encontrarían hasta su esposa Ana María Parada Quesada, y algunos de sus hijos. Frei habría hipotecado bienes raíces, entre otras operaciones. Parada es la presidente de Almadena, la firma del hermano del ex gobernante.

El historial financiero de Francisco Frei, además, ya había dado origen a un historial judicial. Solo en el último mes se interpusieron demandas por cheques protestados que están siendo tramitadas en tribunales y van dirigidas en contra de Francisco Frei y también en contra de Almadena S.A. En esta última, el ejecutivo se desempeña como gerente general.

Las acciones en total exigen la restitución de $469.790.882. Dos de las tres acciones corresponden a los factoring Comercial e Inversiones Nexfin SpA, GBV Capitales S.A., entre otros, mientras que los cheques aludidos a las demandas corresponden al banco Scotiabank. En una de las acciones figura su hijo Nicolás Frei Parada como avalista y codeudor solidario de una serie de pagarés, quien también ha sido demandado.

Según boletines comerciales, Francisco Frei acumula alrededor de $587 millones en una veintena de documentos impagos.

En total, subrayan conocedores del caso, incluyendo los eventuales delitos en contra de su hermano, en contra de otros particulares y empresas, el ex director de TVN (donde hoy tampoco daban crédito a lo ocurrido) habría incurrido en delitos por un total que va de $6.500 a $7.500 millones.

Hoy en la mañana, Francisco Frei optó por no contestar los llamados ni mensajes de La Tercera PM. Pero en un artículo publicado en La Tercera en el 2003, donde se relataba la quiebra de Almadena en Argentina, decía que “a uno le gusta que los negocios que hace les vaya bien, pero de ahí a mezclarme afectivamente, no”.

Y luego: “La plata no tiene bastante importancia como para afectarlo a uno”.

Su historia empresarial

A mediados de los ’80, Almadena era el principal vehículo de inversión de Francisco Frei. A través de esa empresa fue accionista por dos años en Turismo Confía Tour, en cuyo directorio estaban los hermanos Andrónico y Guillermo Luksic Craig. También participó en la creación de Mercantil de Magallanes, dedicada a la importación y exportación en general, además de bodegaje, pero también se retiró.

Por esos años creó otras dos empresas que aún se mantienen vigentes. El ’87 creó junto a su esposa, Ana María Parada, y un capital de $20 millones, la sociedad anónima Inversiones San Nicolás. Y el ’91, con apenas $100 mil, junto a Rodolfo Mebus formaron Marítima de Exportaciones (Maridex), la cual hoy está completamente en manos de él, su esposa y sus hijos y que a fines de 2015 cambió de nombre a Servicios de Envasado y Bodejaje Ltda. (SEB).

Por medio de San Nicolás, Francisco Frei invirtió en 2014 más de $220 millones en Distribuidora Medeso S.A., una empresa dedicada a la venta de artículos de limpieza e iluminación de casa y jardín que por entonces acumulaba pérdidas por sobre los $122 millones.

En febrero de 2018, el menor de los Frei fue sobreseído en el caso SQM. En esa oportunidad, el entonces fiscal regional de Valparaíso solicitó el término judicial para una serie de personas ligadas al ex presidente Eduardo Frei. Entre ellos, su hermano Francisco, quien, de acuerdo a la querella del SII del 16 de abril de 2017, como representante legal de Inversiones San Nicolás S.A. emitió una factura por un total de $ 12 millones. También la sociedad Servicios de Envasado y Bodegaje Limitada, de la cual era su representante, emitió una factura de $45 millones a SQM en 2010, la que fue calificada como falsa por Impuestos Internos.

Su último emprendimiento fue a inicios de este año, en febrero, cuando también vía San Nicolás y con una firma de su esposa (Comercial Franja), crearon la sociedad por acciones Inversiones y Asesorías AMP, con un capital de $10 millones. Según se señala en el diario Oficial, su objeto es amplio e incluye, entre otros, las inversiones inmobiliarias y mobiliarias y la prestación de servicios en general. El 99% de las acciones son de San Nicolás.

/psg