El presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Alfonso Swett, dijo sentirse en “shock” por el anuncio de que el proyecto de las 40 horas se adelantó para este lunes en la comisión de Trabajo de la Cámara Baja.

“Nosotros vemos con mucha preocupación que no se quiera escuchar al sector real. Nosotros estamos realmente en shock hoy día que se haya adelantado el proyecto para el lunes, sabiendo, primero, tres de las cuatro centrales (de trabajadores) se deciden sentar, con todas las ramas de las CPC, con todas las pymes, a decir que ‘nadie nos preguntó cómo estos nos afectaba'”, dijo el líder empresarial en entrevista con EmolTv.

A continuación, Swett profundizó sus críticas: “El que está trabajando en una empresa o el que es gerente o dueño, sabe que esto tiene efecto en el empleo, en las remuneraciones. Como no nos preguntaron antes, nos vamos a juntar acá, para explicarles, porque queremos hacerles una propuesta. Resulta que nos cierran la puerta para decir ‘nos da lo mismo lo que quieran hablar los trabajadores, con los empresarios, grandes y pequeños, no queremos escucharlos, no nos interesa su opinión, y nosotros el día lunes votamos’. Eso nos parece tremendamente grave, un país que no quiera dialogar, que no quiera escuchar, es profundamente dañino”.

También apuntó en contra de las diputadas comunistas, Camila Vallejo y Karol Cariola, quienes han llevado las banderas de la moción parlamentaria.

“Si uno mira las diputadas que están llevando este proyecto, con las mejores intenciones del mundo -yo no voy a juzgar intenciones- pero salieron de la universidad llena de teorías y entraron al Congreso, nunca en sus vidas han trabajado en una empresa, entonces lo mínimo es decir ‘cuéntennos, qué opinión tienen’, pero no”.

Por último, criticó que el debate se haya centrado en las 40 horas de trabajo y no en el tema de la colación, que la iniciativa la añade a la jornada laboral.

“El proyecto de la diputada Vallejo tiene dos artículos, dos modificaciones, acá sólo se ha discutido uno, pero el proyecto se inicia con el artículo 21 que dice básicamente ‘elimínese el adverbio efectivamente’, eso es muy complejo, y a nosotros nos parece incluso más complejo que las 40 horas, y esto nadie está hablando. Porque efectivamente la jornada se podría reducir…básicamente la hora de colación se incluye en la jornada, eso nos lleva de 40 a 35. Podemos terminar en 30 horas y eso es una brutalidad”, afirmó.

/psg