El futbolista Jonathan Fabbro recibió una dura pena de 14 años de cárcel por abuso sexual con acceso carnal en contra de su ahijada y sobrina, durante seis años.

Según informó el medio argentino Clarín, el argentino nacionalizado paraguayo violó a la menor desde que tenía cinco hasta los 11 años -hoy tiene 13-, por lo que fue detenido y recluido en el penal de Marcos Paz.

El ex jugador de Universidad Católica fue condenado por cinco hechos de abuso sexual, “con acceso carnal” y “doblemente agravado por el vínculo”.

Clarín contó que “los abusos que sucedieron entre 2012 y 2016 y la familia pudo descubrir estos hechos, cuando el hermano de la víctima la descubrió chateando con Fabbro. Fue recién en ese momento, ante la insistencia de las preguntas, que ella se quebró y confesó ‘toqueteos, penetraciones y eyaculaciones orales’ por parte de quien era su padrino”.

Además de esta causa Fabbro es acusado por presunto abuso sexual de otra menor de edad en Paraguay.

El volante estuvo un año en Universidad Católica entre el clausura 2006 y apertura 2007 sin buenos resultados y con un rendimiento por debajo del que se esperaba.

Por Ignacio Soto Bascuñán