La clasificación de River en Paraguay determinó que nuevamente se enfrenten River y Boca en las semifinales de la Copa Libertadores. Ayer Boca cerró su clasificación tras el 0-0 (3-0) ante Liga de Quito y ahora fue el turno del Millonario contra Cerro Porteño.

El equipo de Marcelo Gallardo había ganado 2-0 el duelo de ida, disputado hace siete días en el Monumental, y empató 1-1 en la Nueva Olla de Asunción del Paraguay.

De esa manera, y después de la final disputada hace casi nueve meses en Madrid, los dos equipos más importantes de la Argentina se volverán a ver las caras en un cruce de Copa Libertadores. Esta vez será en la instancia previa a la gran definición del certamen y con fechas que todavía no fueron confirmadas.

La ida se jugará en el Monumental y la revancha, en la Bombonera. La Conmebol ya confirmó que los partidos se disputarán las semanas del 2 y 23 de octubre, pero el Gobierno de la Argentina pediría que se postergue la revancha por las elecciones presidenciales que se celebrarán el 27 de ese mes.

Por Ignacio Soto Bascuñán