Solo horas después de que, el 30 de enero pasado, el ministro en visita Alejandro Madrid entregara el fallo condenando a seis personas por el fallecimiento del expresidente Eduardo Frei Montalva, los hijos del exmandatario se apostaban para entregar sus impresiones sobre la decisión. Sin embargo, el clan Frei lo hacía dividido. Por un lado, en la sede de la DC, Carmen acompañada de Jorge. Por el otro, en la fundación de su padre, el también exjefe de Estado, Eduardo, junto a Mónica y su hermano preferido: Francisco (69).

El que Francisco ese día hubiese estado al lado de Eduardo Frei Ruiz-Tagle no fue casualidad. Más allá del vínculo sanguíneo, ambos tenían una estrecha relación de colaboración y amistad. Pero esa confianza se acabó cuando el menor de los siete hermanos Frei acudió, el 16 de agosto pasado, hasta la Fiscalía de Santiago Centro. Ahí estampó una autodenuncia informando que realizó varias operaciones financieras que habrían mermado el patrimonio del expresidente en al menos $ 500 millones.

La situación, cuyos detalles fueron dados a conocer por Interferencia.cl, generaron la reacción del exmandatario, quien a través de una declaración pública manifestó que “el daño causado ha sido irreparable, en todo sentido”. Asimismo, añadió que “como familia Frei Larraechea estamos muy golpeados y atravesando por un momento muy difícil en lo humano” , agregando que él había “violado nuestra confianza”.

Además, el exmandatario -desde China- advirtió que “haré valer todos los derechos que como afectados nos reconoce la ley”, y que está siendo representado por los abogados Juan Domingo Acosta y Alejandro Laura.

Detalles de la autodenuncia

En el documento de cuatro carillas, con el que Francisco se autodenunció, se detallan nueve puntos, en los que él relata pormenorizadamente las acciones que llevó a cabo.

Francisco -quien ha sido aconsejado legalmente por el abogado de la DC Luciano Fouillioux- se presentó como gerente y administrador de la empresa Almacenes de Depósitos Nacionales S.A. (Almadena), firma que, según el relato, constató graves problemas económicos para mantener la operatividad. En una situación equivalente se encontraban sus finanzas personales.

Y ante esta situación, Francisco Frei buscó formas de obtener recursos. Es por ello, según él, que usó el poder general de administración que tenía en otra empresa, llamada Inversiones Saturno S.A. (de propiedad de Eduardo Frei), realizando una serie de movimientos financieros, como la firma de letras y pagarés con el desconocimiento del directorio y de los dueños.

Añadió que los títulos de crédito los ocupó para obtener financiamiento por parte de empresas de factoring, específicamente ante la firma BHV Capital, por $ 80 millones; Factoring Finameris, por $ 159 millones; Factoring Factop, por $ 235 millones, y Factoring Nuevo Capital, por $ 22 millones.

Otra de las maniobras que reconoció el denunciante fue la entrega de información personal y confidencial del expresidente Frei, para obtener más financiamiento.

Asimismo, el 5 de junio de este año, según la presentación, se suscribió un pagaré en representación de Almadena por más de $ 42 millones a la empresa Moonk Factring S.P.A. Uno de los puntos más sensibles de la autodenuncia es que para esto usó una firma y huella de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, las que adjuntó al pagaré, así como una fotocopia de la cédula de identidad del exmandatario. Esta acción, dijo, tuvo como objetivo aparentar la participación de su hermano en la operación. Esta misma acción, aseguró, la hizo a fines de 2018, cuando suscribió un pagaré a Cristián Rivas, usando nuevamente la huella dactilar de Eduardo Frei.

En otro apartado, Francisco Frei reiteró que estas acciones las hizo abusando de la confianza y nombre de su hermano, por lo que dijo sentirse arrepentido. Asimismo, manifestó su disposición a seguir entregando antecedentes a la fiscalía.

Antecedentes y allanamiento

En tanto, el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago autorizó una solicitud realizada por el fiscal Francisco Jacir, de la Fiscalía Centro Norte, para realizar un allanamiento a las propiedades de Francisco Frei.

La diligencia fue visada por el tribunal, para que se haga ingreso, registro e incautación en cuatro propiedades: la oficina y la bodega de la empresa Almadena S.A., de propiedad de Francisco Frei; la casa del hermano del expresidente, además del domicilio de una contadora. De acuerdo a fuentes judiciales, el allanamiento ya se habría producido este jueves en algunas propiedades.

La autorización se realizó, además, por la autodenuncia presentada, pero esta se amplió “indicando que en mayo de 2019 (Francisco Frei) hizo emitir dos facturas de Almaneda S.A. contra Inversiones Saturno S.A. por servicios no prestados, las que fueron factorizadas. Indica que también entregó cheques en garantía de la cuenta corriente personal de su cónyuge, Marta Parada Quesada, falsificando la firma de esta, que entregó a acreedores como garantía de futuros pagos, y haber emitido a una sociedad de su cónyuge certificados de depósito y vales prensa warrants, que luego endosó en representación de Parada Quesada, sin conocimiento ni autorización de esta”.

El escrito de la jueza también da cuenta de que el “27 de agosto de 2019, los abogados de las víctimas Inversiones Saturno S.A. y Eduardo Frei señalaron nuevos hechos, no contenidos en la autodenuncia del imputado, que indican que: 1) la sociedad Inversiones Saturno S.A. fue utilizada como aval de obligaciones de Almadena S.A., 2) se descubrieron pagarés en empresas de factoring con la firma falsificada de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, 3) el imputado, actuando en representación de Inversiones Saturno S.A., contrajo deudas directas e indirectas que no tuvieron por objeto el interés social ni corresponden a negocios de la misma (…). Se menciona, además, que se habrían girado fondos que involucrarían la totalidad de la caja social y se habría constituido una hipoteca de un inmueble social sin autorización”.

Además, la jueza relató que según información del SII recabada por la fiscalía, desde 2014 Almadena S.A. cuenta con un mismo contador. Asimismo, indicó que “se detectan operaciones de Almadena S.A. que parecen indicar que se encontraría liquidando su patrimonio, enajenando propiedades inmuebles y realizando rescate de fondos mutuos”.

De esta manera, y de acuerdo a versiones de quienes han estado en estrecho contacto con el matrimonio del expresidente y Marta Larraechea, el exintegrante del directorio de TVN los habría perjudicado por montos que oscilan entre los $ 1.500 y $ 2.000 millones.

Asimismo, una primera revisión hecha por La Tercera PM al sistema del Poder Judicial arrojó al menos cinco demandas de terceros por pagarés impagos y cheques protestados por $ 469 millones durante el último mes. Eso, además de contar con 21 documentos impagos en su perfil comercial, lo que equivale a $ 587 millones de pesos.

Su historia empresarial

Fue al alero del Grupo Luksic que se iniciaron las ganas de emprender de Francisco Frei, donde trabajó por casi 12 años como director de empresas y gerente del holding. A fines de los 80 le compró al empresario la compañía Almadena.

A través de esa empresa fue accionista por dos años en Turismo Confía Tour, en cuyo directorio estaban los hermanos Andrónico y Guillermo Luksic. También participó en la creación de Mercantil de Magallanes, dedicada a la importación y exportación en general, además de bodegaje, pero también se retiró.

Por esos años creó otras dos empresas que se mantienen vigentes. El 87 junto a su esposa, Ana María Parada, y un capital de $ 20 millones, creó la sociedad anónima Inversiones San Nicolás. Y el 91, con apenas $ 100 mil, junto a Rodolfo Mebus formaron Marítima de Exportaciones (Maridex), la cual hoy está en manos de él, su esposa y sus hijos, y que a fines de 2015 cambió de nombre a Servicios de Envasado y Bodejaje Ltda. (SEB).

El economista de la U. de Chile y MBA en Negocios de la Universidad de Chicago sufrió un traspié también cuando, en 2002, la empresa Almadena, a 10 años de su creación, fue declarada en quiebra en Buenos Aires y Tucumán, producto de la mala situación económica que atravesaba ese país.

Por medio de San Nicolás, invirtió en 2014 más de $ 220 millones en Distribuidora Medeso S.A., una empresa dedicada a la venta de artículos de limpieza e iluminación que por entonces acumulaba pérdidas por sobre los $ 122 millones.

En febrero de 2018, el menor de los Frei fue sobreseído en el caso SQM. En esa oportunidad, el entonces fiscal regional de Valparaíso solicitó el término judicial para una serie de personas ligadas al expresidente Eduardo Frei. Entre ellos, su hermano Francisco, quien, de acuerdo a la querella del SII del 16 de abril de 2017, como representante legal de Inversiones San Nicolás S.A. emitió una factura por un total de $ 12 millones. También la sociedad Servicios de Envasado y Bodegaje Limitada, de la cual era su representante, emitió una factura de $ 45 millones a SQM en 2010, la que fue calificada como falsa por el SII.

Su último emprendimiento fue a inicios de este año, en febrero, cuando también vía San Nicolás y con una firma de su esposa (Comercial Franja) crearon la sociedad por acciones Inversiones y Asesorías AMP, con un capital de $ 10 millones. Según se señala en el Diario Oficial, su objeto es amplio e incluye, entre otros, las inversiones inmobiliarias y mobiliarias y la prestación de servicios en general.

La militancia y vida pública

Si bien desde 1988 Francisco Frei administraba el patrimonio de su hermano -incluso los recursos de su campaña presidencial-, también llevó una vida pública y militante.

Francisco siempre desistió de participar en candidaturas a cargos de elección popular y entre 1994 y 1997 se transformó en secretario nacional de la DC.

Durante el gobierno de su hermano fue director de TVN, cargo al que volvió a ser designado por Michelle Bachelet en 2012 y que terminó en 2018. Bajo la administración de Ricardo Lagos fue designado director de Merval.

Tras los antecedentes conocidos, la DC solicitó al Tribunal Supremo la suspensión preventiva inmediata de la militancia.

/psg