El reporte de deudas o boletín comercial está lleno de personas que han caído por diversas razones. Sin embargo, pocas veces un expresidente de la República forma parte de ese listado que a diario consultan las instituciones financieras, especialmente, cuando se va a pedir un crédito.

Por eso, en medio de los allanamientos a las propiedades de Francisco Frei Ruiz-Tagle, producto de la investigación desformalizada que levantó la Fiscalía tras autodenunciarse por estafa contra su hermano, el exmandatario Eduardo Frei Ruiz-Tagle, llama la atención que este último aparece como deudor.

Según los datos a los que accedió Radio Bío Bío, el también embajador plenipotenciario para el Asía Pacífico de Sebastián Piñera tiene dos protestos o morosidades por 28 millones de pesos.

El mismo registro exhibe que el 20 y 26 de junio no se cancelaron documentos bancarios que él extendió del ex banco BBVA -ahora Scotiabank Azul-, sin precisar mayores detalles.

El boletín sitúa a la autoridad dentro del segmento ABC1 del país, con un índice de riesgo de 399 de 999. También el sistema refleja que tiene un sueldo acreditado de $1.700.000, sin que se incluya dentro del registro el sueldo de expresidente que en la actualidad paga el Senado y que corresponde a casi 9 millones de pesos.

Negocios y política

El 18 de octubre de 1988 en la Notaría de Raúl Undurraga Laso ubicada en Mac Iver N° 225, oficina 302, Eduardo Frei Ruiz-Tagle se retiró de las siguientes empresas: Ingeniería y Maquinarias Limitada, Viviendas Económicas Inmaq, Sigdo- Koppers Comercial Limitada, Ingeniería Sigdo-Koppers Limitada y Sigdo-Koppers Forestal Limitada.

El día anterior, en la misma notaría, se suscribió la escritura pública que detalla el precio por la venta de sus derechos a otros socios. El precio total fue de 149.887 UF por 50 mil acciones de la sociedad (US$ 2.631.000 dólares, valor de 1988).

Sin embargo, el mismo día que Eduardo Frei se retiró de esas sociedades, y en la misma notaría, dos abogados -Juan Esteban Correa y Alberto Coddou Claramunt- constituyeron una sociedad anónima cerrada denominada “Inversiones Saturno S.A.”, cuyos objetivos sociales son por una parte la compra y venta de toda clase de bienes raíces y muebles y, por otra, “la inversión en acciones, derechos en toda clase de sociedades, bonos debentures y todo tipo de instrumentos financieros, bancarios y mercantiles”.

Además, esta sociedad es dueña de acciones equivalentes al 10% de Almacenes de Depósitos Nacionales S.A. (Almadena), las cuales están en proceso de venta a terceros. La situación está en curso en la notario Raúl Undurraga.

Lo concreto es que la empresa (Almadena) inició sus operaciones en 1979 y que uno de sus directores es Francisco Frei Ruiz-Tagle, quien además es gerente general. La empresa tiene oficinas en Santiago e Iquique. Entre sus socios está también Comercial Franja S.A. e Inversiones San Nicolás S.A.

Francisco Frei es también miembro del directorio y actual gerente general de Inversiones Saturno S.A., al menos hasta ayer cuando se conoció la noticia.

Pero los tentáculos de la familia Frei en el área comercial trascienden las fronteras. La misma empresa Almadena era, al menos hasta hace algunos años, propietaria de la empresa argentina de cereales Almade S.A., una de las nueve autorizadas a operar con el instrumento warrants (Banco Río), con oficinas en calle Reconquista de Capital Federal. Estuvo asociada con la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la cual en 1999 vendió su parte.

/psg