Atrás todos aquellos que sean escrupulosos, pero si alguna vez has pasado por el váter y te has sorprendido del terrible olor que desprendían tus fluidos, quizá va siendo hora de saber a qué se debe. En alguna ocasión puede que pensases que provenía del propio inodoro, hasta que descubriste que no, definitivamente era tu propia orina.

Tampoco has de asustarte, puede ser maloliente por varias razones, y la mayoría de ellas son inofensivas. Pero, en algunas ocasiones, puede ser señal de algo más grave que quizá necesites conocer, y por ello la revista ‘Health’ ha consultado a un médico para que explicara las principales causas del hedor y que puedes hacer al respecto. Antes de empezar: si te has tomado cinco tazas de café desde que comenzaste a leer esto, quizá ahí haya un motivo.

Algunos alimentos o bebidas

Seguro que más de una vez lo has notado: tras comer espárragos, tu orina huele mucho más fuerte. No siempre es así, por supuesto, pero hay personas a las que le sucede. Cuando tu cuerpo lo metaboliza produce una sustancia de desecho llamada metanetiol, pariente cercana a la esencia de la mofeta, que se elimina a través del pis. Sin embargo, no a todo el mundo le sucede (por razones genéticas) y algunos no producen la sustancia y otros no tienen capacidad de olerla. También puede suceder con otros alimentos como las coles de bruselas, las cebollas, el ajo, el curry o el salmón o incluso con algunos complejos vitamínicos.

En cuanto a la bebida, como hemos dicho antes, quizá que seas un obseso cafetero podría tener que ver más de lo que crees. Algunos nutrientes que contiene el café, cuando se descomponen en tu cuerpo, también podrían provocar el olor. Además, al ser diurético, te hace ir al baño muchas veces y puede llevar a la deshidratación, que también es responsable de que la orina tenga ese hedor. Cuando te falta agua en el cuerpo, tu orina tiene menos en H2O en relación con los productos de desecho.

Enfermedades

Algunas ETS pueden causar uretritis o inflamación de la uretra. Cualquier cosa que cause inflamación o irritación puede estar potencialmente asociada con bacterias, pus o sangrado, lo que puede cambiar el olor de la orina. La clamidia y la gonorrea son las enfermedades que con mayor frecuencia causan uretritis. Pero incluso si no causa uretritis, el pis podría oler por una cierta irritación en la vagina. Las infecciones del tracto urinario (cuando las bacterias van a él a través de la uretra y comienzan a multiplicarse en la vejiga) también podría tener que ver, aunque estará acompañada de otros síntomas como sensación de ardor al orinar, que tengas que ir constantemente o incluso que observes sangre.

El café, los espárragos, las coles de bruselas o incluso algunas vitaminas pueden tener que ver

Los cálculos renales también son otro motivo, y si los has padecido sabrás lo dolorosos que pueden ser. Se desarrollan cuando la sal y otros minerales que se encuentran en la orina se unen y forman depósitos duros similares a cálculos, vienen acompañados siempre de otros síntomas como el dolor de espalda, el sangrado en la orina, fiebre o náuseas y vómitos.

Diabetes

Aquellas personas que tienen diabetes no diagnosticada están, literalmente, derramando azúcar en su orina. Esto se debe a que no lo procesan como la mayoría de las personas, por lo que tienen un exceso de glucosa en la sangre que el cuerpo intenta eliminar a través del pis, dando lugar a un olor dulce y afrutado. También es posible que sientan una mayor necesidad de ir al baño con frecuencia, por lo que si crees que puedes sufrir esta afección, consulta a tu médico.

/psg