La Iglesia católica argentina pidió el viernes al presidente Mauricio Macri que declare la emergencia alimentaria ante el “severo” aumento de la pobreza y la indiscriminada suba en los precios de los alimentos.

La Comisión Episcopal de Pastoral Social solicitó al Estado que disponga las medidas necesarias para declarar la “emergencia alimentaria y nutricional”.

“En estos meses advertimos que, ante el severo aumento de la indigencia, la pobreza, la desocupación y el aumento indiscriminado del precio de los alimentos de la canasta básica, nos encontramos en una situación de emergencia alimentaria y nutricional que afecta esencialmente a los más vulnerables, en especial a los pequeños”, sostuvo la comisión en un comunicado.

El pedido se produjo en medio de una agudización de la crisis económica por una depreciación del peso de más de 30% luego de las primarias del 11 de agosto, en las que el kirchnerista Alberto Fernández obtuvo un amplio triunfo sobre Macri, un conservador que busca su reelección el 27 de octubre. La devaluación trajo aparejada un recalentamiento de la inflación en agosto, que según economistas será superior al 50% en 2019.

La declaración de la Iglesia se produjo además pocos días después de que Macri recibiera a la conducción del Episcopado en la Casa Rosada.

/psg