Shockeado. Así dice estar el presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Alfonso Swett, luego de que los parlamentarios de la oposición decidiera acelerar el paso con el proyecto de jornada laboral de 40 horas.

 En declaraciones a Emol TV, expresó que “nosotros estamos realmente en shock hoy día que se haya adelantado el proyecto para el lunes, sabiendo, primero, tres de las cuatro centrales (de trabajadores) se deciden sentar, con todas las ramas de las CPC, con todas las pymes, a decir que ‘nadie nos preguntó cómo estos nos afectaba””. En ese sentido, añadió que “está siendo súper difícil ser empresa”.

El dirigente empresarial recalcó que “el que está trabajando en una empresa o el que es gerente o dueño, sabe que esto (el proyecto de ley) tiene efecto en el empleo, en las remuneraciones” y critica que se les haya cerrado la puerta para exponer su opinión de la iniciativa.

También apuntó en contra de Camila Vallejo y Karol Cariola, diputadas comunistas que lideran la moción. Dijo que no quiere juzgar sus intenciones, pero afirma que “salieron de la universidad llena de teorías y entraron al Congreso, nunca en sus vidas han trabajado en una empresa, entonces lo mínimo es decir ‘cuéntennos, qué opinión tienen’, pero no”.

Y se refirió a la última polémica en torno a este proyecto, el que contempla la hora de colación dentro de la jornada. “A nosotros nos parece incluso más complejo que las 40 horas”, indicando que debido a esto la jornada se podría reducir aún más. “Podemos terminar en 30 horas y eso es una brutalidad”, acusó Swett.

/gap