Con Arturo Vidal 13 minutos, el Barcelona sumó su segundo empate en La Liga. El cuadro culé, que no contó con Lionel Messi ni Luis Suárez por lesión, dejó escapar el triunfo durante el final y solo igualó 2-2 en su visita al Osasuna. El volante chileno fue suplente e ingresó en el 82′.

El cuadro local se adelantó tempranamente en el marcador. En los 7′, Brandon Thomas, el jugador más desequilibrante del primer tiempo, realizó una notable jugada por el sector derecho para superar la marca del francés Clément Lenglet y levantar el balón hacia el área para Roberto Torres, quien, con una volea de zurda, dejó sin opciones al portero Ter Stegen. Un golazo que desató los festejos en El Sadar.

Pese a dominar en posesión, la visita se vio desconectada durante el primer lapso. No contó con ninguna ocasión clara de gol. Sergi Roberto y Frenkie de Jong, se mostraron incómodos en el mediocampo. No lograron conectarse con los delanteros y se les notó flojo en labores de quite. Ambos, además, recibieron la tarjeta amarilla por faltas absolutamente evitables. Los dueños de casa, en tanto, supieron administrar con inteligencia la ventaja para irse al descanso con el 1-0 a favor. Aunque no lograron aprovechar los espacios que los dirigidos por Ernesto Valverde dejaron cada vez que se instalaron en campo rival.

Semedo fue el sacrificado por Valverde para enfrentar el complemento. En su reemplazo ingresó Ansu Fati, quien jugó su segundo partido como culé y tardó apenas seis minutos en igualar el cotejo con un cabezazo, tras asistencia de Carles Pérez. Con 16 años y 298 días, el extremo izquierdo se convirtió en el jugador más joven en marcar en la historia del Barcelona y el tercero de La Liga.

Con la igualdad en el marcador, el DT de los forasteros se inclinó por Arthur por sobre Vidal para reforzar el mediocampo. Y el cambio le dio resultados. En los 63′, el brasileño recibió la pelota en la entrada del área y lo colocó pegado al palo izquierdo del meta Rubén para establecer el 1-2.

Cuando parecía que el equipo del Rey comenzaba a manejar el encuentro a su ritmo, una mano en el área de Piqué significó el empate para los de Pamplona. Con un remate rasante desde los 12 pasos, Torres estableció la paridad, en los 81′. Un minuto después del empate, Valverde apostó por el ingreso de Vidal, quien no tuvo mucho contacto con la pelota.

El próximo desafío del Barcelona será ante el Valencia, en calidad de local. El duelo está programado para el sábado 14 de septiembre, a partir de las 16.00 horas de Chile.