Paulo Díaz fue titular y jugó todo el partido en el empate 0-0 entre River Plate y Boca Juniors. El chileno tuvo un buen cometido en la defensa de los “Millonarios” y se ganó los elogios de su fanaticada.

Los actuales campeones de la Copa Libertadores fueron quienes dominaron el juego, pero fallaron a la hora de definir frente al arco custodiado por Esteban Andrada, que estuvo seguro para quedarse con la pelota cuando los delanteros logaron apuntar bajo los tres palos.

Mientras tanto, la reacción de los “Xeneizes” llegó en el final del compromiso, cuando Carlos Tevez ejecutó un tiro libre directo al arco, el cual encontró la buena respuesta de Franco Armani. Mediante los balones parados, especialmente con los córners, lograron incomodar a la retaguardia de River.

/Eduardo Méndez Garín