En julio, el ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, solicitó un mes a la Comisión de Economía del Senado para revisar y hacer modificaciones al proyecto de productividad que presentó el gobierno en agosto del año pasado y que ya fue aprobado en general por el Senado.

Entre otras materias, esta iniciativa contempla ampliar la contratación de trabajadores extranjeros, desde el límite actual del 15% a un 25%, exceptuando de esa limitación al empleador que “desarrolla actividades estacionales o de temporada”.

Este es un tema que ha estado en la palestra en las últimas semanas. De hecho, un sondeo de Randstad entre ejecutivos de recursos humanos reveló que el 70% cree que el piso del 15% debería elevarse.

/gap