El envejecimiento es un fenómeno global en ascenso, según datos de especialistas en demografía. Se estima que para el año 2050 el número de adultos mayores en América Latina se duplique. En tal sentido, los gobiernos de la región diseñan políticas públicas para atender a sus ancianos que son calibradas por el Indice Global de Envejecimiento. Este mide el bienestar de las personas mayores en 96 países en cuatro áreas: ingresos, acceso a servicios de salud, y entornos vitales favorables.

La organización no gubernamental Help Age international elabora el índice global de envejeciendo el cual lo lidera Suiza con 90,1 en una escala del 1 al 100. Lo secundan Noruega 89,3, Suecia 8,4, Alemania 84,3 y Canadá 84.

En el otro extremo el peor país del mundo para envejecer es Afganistán con 3,6, seguido de  Malawi 4,1, Mozambique 4,5, Cisjordania 12,3 y Pakistán 12,7.

En América Latina, el ranking de los cinco mejores para el adulto mayor son Panamá 67,7, Chile 66,3, Uruguay 59,8, Costa Rica 59,6 y Argentina 57. Y los peores sitios para envejecer son Honduras, 34,1, Venezuela 35,9, Paraguay 38, República Dominicana 43,7 y Guatemala 44,7. Sin embargo, los datos del estudio son de 2015.

Así lo explicó a Infobae el director de la ONG venezolana Convite, Luis Francisco Cabezas. “No se han hecho más estudios globales por la poca colaboración de algunos gobiernos del mundo pero lo que tenemos nos da indicadores de dónde estábamos y estudios propios nos dan luces en qué situación estamos actualmente en nuestro país, el cual está inmerso en una crisis humanitaria compleja”.

/gap