Un equipo internacional de astrónomos descubrió el primer planeta que se mueve por una órbita ovoide, acercándose a su estrella en un punto y alejándose en el opuesto, de acuerdo a un comunicado del Instituto de Tecnología de California, divulgado el pasado martes.

Se trata del planeta denominado ‘HR 5183 b’, que orbita, con el período de 45 a 100 años terrestres, en torno de una estrella parecida a nuestro Sol a unos 103 años luz.

“Pasa la mayor parte del tiempo merodeando en la parte externa del sistema planetario, […] luego comienza a acelerar y hace una honda alrededor de su estrella”, explicó el profesor Andrew W. Howard, uno de los autores del estudio que está por ser publicado en la revista Astrophysical Journal.

Agregó que, aunque los astrónomos no han observado la trayectoria completa de HR 5183 b, su descubrimiento no puede ser el resultado de un error: “Detectamos este movimiento de tirachinas. Vimos el planeta entrar y ahora está saliendo. Eso crea una firma tan distintiva que podemos estar seguros de que este es un planeta real, a pesar de que no hemos visto una órbita completa”.

Aunque se desconoce la causa de este movimiento tan extraño, los investigadores sugieren que la órbita ovoide es el resultado de la influencia gravitacional de uno de los mundos vecinos, que llegó a aproximarse muy cerca de HR 5183 b y después fue empujado por él fuera del sistema.

El hallazgo muestra que el universo no es tan monótono como se solía pensar desde los tiempos de Copérnico, sino “increíblemente rico en su diversidad”, indicó Howard.

“Este planeta es diferente a los planetas de nuestro sistema solar, pero más que eso, es diferente a cualquier otro exoplaneta que hayamos descubierto hasta ahora”, resaltó la autora principal del estudio, Sarah Blunt.

/psg