Como un robo violento pero muy bien planificado fue catalogado el asalto que se registró este domingo al interior del Mall Plaza Vespucio, ubicado en La Florida, donde al menos diez sujetos ingresaron a dos locales de tecnología, sustrayendo diversas especies de valor.

La tranquilidad que se vivía al interior del centro comercial en plena hora de almuerzo terminó de forma abrupta cuando los cientos de clientes que estaban en el lugar comenzaron a escuchar una serie de disparos, que fueron efectuados por los antisociales para facilitar su huida.

Antes, los individuos se habían dividido en dos grupos para hacer más rápido el robo, donde una parte de los sospechosos entró al local de Huawei, mientras que el otro hizo lo propio en la tienda MacOnline de Apple. Según información policial, los asaltantes sustrajeron más de $150 millones en teléfonos celulares.

El subprefecto Juan Meyer Espinoza, jefe de la Brigada Investigadora de Robos Suroriente de la PDI, explicó que los ladrones se trasladaban en dos vehículos blancos de alta gama y que planearon detalladamente cada uno de los pasos del asalto doble.

“Los sujetos ingresaron (al mall) con sus rostros cubiertos, utilizando chalecos antibalas y también con armas de fuego, y una vez en el interior intimidan a sus locatarios y logran sustraer gran cantidad de teléfonos celulares”, señaló.

Asimismo, la autoridad policial manifestó que durante su escape los individuos realizaron algunos disparos para intimidar a los clientes, luego cargaron las especies en los mismos autos en que llegaron y emprendieron su huida por la carretera Américo Vespucio.

“Para huir rompieron las barreras de seguridad y posteriormente colocaron ‘miguelitos’ en el piso y también cablearon el acceso” para dificultar las labores de persecución de las policías, complementó.

Por su parte, el fiscal encargado del caso, Omar Mérida, indicó que una persona resultó lesionada tras ser golpeada por uno de los antisociales, y que en estos momentos se están realizando las labores para tratar de dar con los autores del delito.

“En estos momentos no hay detenidos. Las diligencias fueron encomendadas a la Brigada de Robos de la Policía de Investigaciones, que está en estos momentos trabajando en el registro de cámaras y en el levantamiento de todos los antecedentes”, precisó el persecutor.

/psg