Lilí Orell llegó hoy a las 6.00 horas al Instituto Nacional, donde hoy asume como rectora interina hasta el 28 de febrero de 2020, y donde tiene la tarea de aplacar la crisis por la que está pasando el emblemático liceo.

Aseguró que “no es una tarea fácil, pero tengo todas las ganas de cumplir a cabalidad, creo que necesito todo el apoyo, del todo mundo, no es una tarea que se pueda hacer solo”.

Agregó que “no estamos por la violencia, se puede dialogar, tengo una postura de puertas abiertas y espero poder conversar con todo el mundo”.

Apoderados del establecimiento esperan que se solucione con prontitud la falta de profesores, más que la infraestructura.

Orell llega a reemplazar a Fernando Soto, quien terminó su período el viernes 30 de agosto, y estará a la cabeza del liceo hasta el 28 de febrero, cuando por concurso público se defina al nuevo rector o rectora.

/psg