A pesar de que el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se someterá en los próximos días a una intervención quirúrgica, el Mandatario aseguró que irá a la Asamblea General de la ONU “incluso si es en sillas de ruedas” para hablar sobre la Amazonía.

“Asistiré a la ONU incluso si es en silla de ruedas, en camilla, asistiré. Porque quiero hablar sobre la Amazonía, mostrar al mundo con bastante conocimiento, con patriotismo, hablar sobre esa área ignorada por tantos gobiernos que me antecedieron” dijo Bolsonaro este lunes.

El Mandatario pasará por cuarta vez a cirugía luego de que fuera apuñalado en un acto de campaña. En esta ocasión se le hará una corrección de hernia incisional que lo tendrán con diez días de reposo.

La Asamblea de la ONU comienza este 20 de septiembre en Nueva York y en ella, uno de los temas centrales según el secretario general de la organización, António Guterres, serán los incendios que afectan a la Amazonía.

44% “nunca” confía en Bolsonaro

Según el sondeo hecho por el instituto Datafolha, solo un 19% de los encuestados confía “siempre” en lo que dice Bolsonaro, mientras que un 36% le cree “a veces” y un 44% “nunca”, en estos nueve meses de gobierno.

Asimismo, el índice de reprobación a su mandato subió de un 33% a un 38% entre julio y agosto, mientras que el de aprobación cayó de un 33% a un 29%.

Los datos se producen en medio de la crisis medioambiental y diplomática que se ha producido por la gran cantidad de incendios en la selva amazónica, los que según expertos, se deben en gran medida por la deforestación.

En las últimas semanas, Bolsonaro se vio enfrascado en varias polémicas que llevaron a algunos de sus aliados a tomar distancias, como la puesta en duda de de informes sobre desaparecidos durante la dictadura militar (1964-1985), como también su decisión de nombrar a su hijo Eduardo Bolsonaro embajador en Washington.

/psg