El Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson, afirmó este lunes que “bajo ninguna circunstancia” pedirá a Bruselas una prórroga del proceso de salida de la Unión Europea (UE) más allá del 31 de octubre.

“Quiero que lo sepa todo el mundo. Bajo ninguna circunstancia voy a pedir a Bruselas una prórroga. Nos vamos el 31 de octubre, sin condiciones ni peros”, afirmó Johnson en una rueda de prensa desde Downing Street.

Asimismo, el jefe de Gobierno aseguró que no quiere convocar unas elecciones generales anticipadas, pero advirtió de que si el Parlamento aprueba una ley que bloquee la posibilidad de un Brexit sin acuerdo, la negociación que lleva a cabo con Bruselas se hará “imposible”.

Amenaza de diputados

La Cámara de los Comunes reabre este martes tras el receso veraniego y se espera que los diputados comiencen a impulsar una ley que obligue al Gobierno a solicitar una nueva extensión del Brexit, hasta el 31 de enero de 2020, si no se llega a un pacto de salida.

Un grupo de diputados conservadores amenaza con rebelarse contra la disciplina de partido y votar con la oposición para tramitar esa legislación con carácter de urgencia.

Consultado por este hecho, Johnson dijo que “espero que no lo hagan. Pero, si lo hacen, cortarían las piernas sobre las que se apoya la posición del Reino Unido (ante la UE) y harían que cualquier negociación resulte imposible”.

Además, señaló que ha hecho “progresos” en las últimas semanas para que la Unión Europea acepte renegociar el acuerdo de salida y agregó que “para demostrar a nuestros amigos de Bruselas que estamos unidos en nuestro propósito, los diputados deberían votar con el Gobierno, contra el retraso sin sentido de (Jeremy) Corbyn”.

Ante la posibilidad de que la Cámara de los Comunes vete un Brexit sin acuerdo, se dispararon este lunes las especulaciones sobre la eventualidad de que el jefe de Gobierno convoque elecciones anticipadas esta misma semana.

Johnson necesitaría el respaldo de dos tercios de la cámara para hacer ese llamado a las urnas, por lo que requeriría la aprobación de la oposición del Partido Laborista, cuyo líder ya ha sugerido que estaría de acuerdo con esa vía.

/psg