La grasa abdominal es la pesadilla de muchos. Dietas, ejercicio, control mental, estrés, dormir poco y mal… ¿Qué es lo que haces mal y está provocando que esos flotadores y michelines no desaparezcan por más que lo intentes?

Lo primero que debes tener en cuenta es que no existe una fórmula mágica para perderla. Ni un movimiento específico para deshacerse de esa zona localizada. Sabemos que haberte revelado esto es una molestia, pero cada persona es un mundo y tiene un metabolismo diferente, por lo que responde a los entrenamientos de manera distinta.

Todos tenemos objetivos y áreas específicas que nos gustaría “tonificar”, pero la entrenadora personal Tamara Pridgett sugiere en ‘Pop Sugar’ “adoptar un enfoque global para adelgazar y centrarse en un panorama general para perder esa grasa. Hay dos estilos de entrenamiento que recomienda si tu objetivo quitarte los lípidos: de fuerza y ​​cardio. “No importa el nivel de habilidad que tengas, las pesas son imprescindibles”, asegura.

¿En qué centrarse?

“El entrenamiento de fuerza es la clave porque puede aumentar la masa ósea y la magra al tiempo que mejora la composición corporal, el estado cardiovascular y la fuerza, según un artículo publicado en 2006 en ‘British Journal of Sports Medicine”. Afirma que toda la población debería trabajar el cuerpo completo con ejercicios compuestos para obtener el máximo rendimiento. Estos son movimientos que implican múltiples articulaciones como peso muerto y flexiones que trabajan varios grupos de músculos a la vez. “Son geniales porque requieren más energía para funcionar: lo que significa que tu cuerpo quemará más calorías y grasa”, continúa.

Recomiendo implementar cambios nutricionales como beber más agua y tomar menos bebidas azucaradas

Tienes claro que el cardio es uno de los mejores, ¿verdad? Está comprobado que para reducir el porcentaje de lípidos es necesario, pero también consume el músculo, así que debes reducir tus sesiones a menos de 30 minutos. ¿Otra cosa a la que estar atento? La alimentación.

Nutrición

“No estaría haciendo mi trabajo si no os recordara que lo que comes también juega un papel muy importante en tu salud general y tu capacidad para reducir tu porcentaje de grasa corporal. No soy fanática de las dietas extremas y restrictivas, pero recomiendo implementar cambios nutricionales como beber más agua y menos bebidas azucaradas o evitar los alimentos procesados ​​y comer más alimentos integrales”, explica.

“Algo general para que te olvides de los michelines es que el 50% de tu ingesta calórica diaria debe provenir de los carbohidratos, el 25% de las proteínas y el 25% de las grasas”, afirma Nikki Jupe, nutricionista deportivo en la Universidad de Oregón. “Debido a que este número puede variar de persona a persona, considera hablar con un dietista que pueda crear un plan individualizado basado en tus objetivos y necesidades”, añade.

Entrena duro

A pesar de que no hay ejercicios específicos, algunos de los que te vamos a proponer trabajan algunas zonas en el mismo movimiento, por lo que son
perfectos para quitar esos michelines que tanto odias. Pon atención.

Los ejercicios que trabajan varios grupos de músculos a la vez son perfectos porque requieren más energía para funcionar

Burpees: de pie, en posición parecida al de ‘firmes’ de un soldado, nos ponemos en cuclillas y apoyando las manos en el suelo, estiramos de un salto las piernas hacia atrás, hasta quedar en posición de fondos. Hacemos un fondo y de un salto volvemos a ponernos en la posición de cuclillas. De otro salto nos ponemos de pie en posición de firme y volvemos a empezar. Los músculos involucrados en este ejercicio son los cuádriceps, glúteos, abdominales, pectorales y brazos. (20 segundos).

Flexiones del arquero: requieren de una gran fuerza en brazos, pectoral y abdomen para poder realizarlas de la manera más correcta y satisfactoria posible. Debes hacer cada flexión poniendo el peso primero en uno de los brazos y luego en otro, es decir, cada vez que flexiones el brazo derecho, tu peso caerá hacia ese lado y viceversa. (20 segundos).

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Burpees: a great full body exercise

Una publicación compartida por Nic Patel (@nicpatel_) el

Sentadillas: músculos involucrados: glúteos, cuádriceps, gemelos y abdominales. De pie, con las piernas separadas a la altura de los hombros, desciende hasta que tus piernas traspasen la línea imaginaria que les hace estar paralelas al suelo. Cuanto más bajes, mejor. Que las rodillas no sobrepasen las puntas de los pies.

/psg