El líder del Partido Republicano, José Antonio Kast Rist, salió a aclarar su vinculación como accionista de tres sociedades constituidas en 2003 en Panamá y que son las matrices del holding familiar -con negocios alimenticios e inmobiliarios- que construyó su hermano mayor, Christian Kast Rist.

Los primeros descargos del excandidato presidencial llegaron en la mañana de este lunes en el matinal de Canal 13, Bienvenidos. Fue ahí cuando el exdiputado UDI respondió cada una de las preguntas del panel. El periodista Paulo Ramírez preguntó a Kast por qué nunca incluyó las firmas panameñas en sus declaraciones de patrimonio e intereses y el exparlamentario respondió: “Porque no existen y uno no puede declarar lo que no existe”.

El panelista de Bienvenidos insistió con el asunto, pero Kast insistió en su versión: “Si fuera (accionista), lo habría declarado”.

La conversación continuó luego con otros cuestionamientos del diputado socialista Marcelo Díaz, quien también estaba invitado al programa. Ante todas las consultas, José Antonio Kast mantuvo su posición. Dijo que no tuvo participación en las sociedades panameñas y que las firmas fueron creadas por su hermano Christian Kast, quien decidió internacionalizar el holding familiar con la intención de manejar desde allá las inversiones hoteleras que hizo en el estado de Florida, Estados Unidos. Ante las insistencias, el exdiputado reiteró que “no tengo nada en Panamá”, y agregó que “mi familia tiene sociedades allá, y hasta el año 2000 esas sociedades tenían acciones al portador; yo nunca he sido portador de una acción de una sociedad en Panamá”.

Su versión contrastó de inmediato con las escrituras públicas, a las cuales accedió La Tercera, y que evidencian que José Antonio Kast, junto a su hermano Christian, eran en ese momento “los titulares de la totalidad de las acciones emitidas y en circulación con derecho a voz y voto” de las tres firmas Foods & Merchandising Investments Inc, Latin America Real Estate Investments Co. S.A. y Austral Inversiones S.A.

Los documentos corresponden a las escrituras notariales oficiales que están disponibles en el Registro Público de Panamá. Dichas escrituras, que son tres idénticas, corresponden a una protocolización de las juntas extraordinarias de accionistas realizadas, por las tres firmas offshore, el 11 de octubre de 2006 para aumentar su capital a un total de US$ 36,5 millones.

Las explicaciones de los Kast

Aunque ninguno de los dos hermanos estuvo disponible para responder las consultas de La Tercera de forma previa a la investigación publicada el domingo por este medio, tanto José Antonio como Christian Kast dieron un giro y accedieron a entregar una versión al respecto en la tarde de este lunes.

“Nunca se emitió una acción a mi nombre. Nunca hubo un título accionario a mi nombre”, afirmó el exdiputado UDI a este medio. Consultado por las tres actas de las juntas extraordinarias de accionistas, las cuales evidencian lo contrario, Kast entregó nuevos antecedentes. “Esas acciones fueron traspasadas por mi hermano ese mismo octubre de 2006 a otra persona jurídica”, afirmó.

Documentos jurídicos exhibidos por la familia Kast a La Tercera explicitan que dos días después del aumento del capital realizado a través de tres juntas extraordinarias de accionistas, el 13 de octubre de 2006, la junta directiva de esas sociedades ordenó la emisión de un certificado de acciones nominativas donde el 100% del capital fue traspasado a una fundación. En esos documentos no figura el nombre de José Antonio Kast.

Christian Kast Rist defendió a su hermano y reiteró la misma versión: “José Antonio no tuvo conocimiento detallado de las operaciones en Panamá que yo realicé y en cuya propiedad José Antonio jamás participó”.

El error del exdiputado

El excandidato presidencial, además, se refirió a las sociedades que él mismo consignó en sus declaraciones de patrimonio e intereses mientras fue diputado.

Se trata, en particular, de sus declaraciones de patrimonio de 2013 y 2014, en donde Kast declaraba tener el 10% de Empresas e Inversiones Bavaria Limitada; el 10% de Empresa e Inversiones Linderos Limitada, y el 40% de Empresa e Inversiones San Miguel Limitada.

El detalle no es menor, ya que a esa fecha, y desde 2007, según el historial de esas sociedades que se pueden revisar en el Registro de Comercio del Conservador de Bienes Raíces, esas empresas eran controladas por las sociedades panameñas en un 98%.

“Sí, había un error en esas declaraciones. Declaré un porcentaje mayor al que me correspondía en esas sociedades. En esa fecha yo no tenía un 10% de Bavaria, ni un 10% de Linderos, ni un 40% de San Miguel”, respondió el menor del clan Kast Rist.

Durante todas sus intervenciones, tanto en Twitter como en Canal 13, el actual líder del emergente Partido Republicano acusó que “algunos mandaron a hacer un reportaje para tratar de hacer daño”, en relación a la investigación de La Tercera. Kast retrocedió el lunes por la tarde. “Esa fue una reacción destemplada en un momento de ofuscación”, cerró el exparlamentario.

/psg