Ayer se dio a conocer que el exfrentista Mauricio Hernández Norambuena, más conocido como “Comandante Ramiro”, deberá cumplir dos penas de 15 años luego de ser extraditado desde Brasil en las últimas semanas.

El fallo del ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza dejó a pocos indiferentes. Tanto desde la UDI -partido fundado por Jaime Guzmán en cuyo asesinato participó “Ramiro” y otros exfrentistas- como en el gobierno se mostraron satisfechos con la determinación del magistrado.

Hoy nuevamente se refirió al caso del ministro de Justicia, Hernán Larraín, quien en entrevista en Radio Infinita, hizo énfasis en un futuro proceso de extradición que podría traer a otro exsubversivo al país, en este caso, al exlíder del Frente Patriótico Manuel Rodríguez.

“Quizás esto pueda ser una señal para Argentina en el caso de (Galvarino) Apablaza”, sentenció el secretario de Estado.

¿En qué basa sus dichos? Larraín precisó que “la Corte Suprema argentina autorizó la extradición de Galvarino Apablaza ante la solicitud que se hizo en su momento por Chile. Pero en ese minuto, Galvarino Apablaza tuvo la calidad de refugiado que impidió que se aplicara esa condición”.

En ese sentido, el ministro detalló que “esa calidad de refugiado le fue quitada hace uno o dos años atrás y está en discusión. Si perdiera esa calidad, entonces quizás pueda proceder la extradición de Galvarino Apablaza”.

/psg