Estados Unidos impuso el martes sanciones al programa espacial de Irán, alegando que una reciente explosión en una plataforma de la lanzamiento fue una señal de trabajo con misiles.

“EEUU no permitirá a Irán usar su programa de lanzamiento espacial como excusa para progresar en sus programas de misiles balísticos. El intento del pasado 29 de agosto de lanzamiento de un vehículo espacial subraya la urgencia de esa amenaza”, afirmó el secretario de Estado, Mike Pompeo, en un comunicado.

Un día después de ese ensayo espacial, que tuvo lugar el jueves pasado y fue fallido, el presidente de EEUU, Donald Trump, aseguró en Twitter que su país no estaba “implicado” en el “catastrófico incidente”.

Pompeo remarcó que esta designación “debería servir como una advertencia a la comunidad científica de que colaborar con Irán en el lanzamiento de vehículos espaciales podría contribuir a la capacidad de Teherán de desarrollar un sistema de envío de armas nucleares”.

Como consecuencia, quedan prohibidas las interacciones de ciudadanos o empresas estadounidenses con la Agencia Espacial Iraní y bloqueados los activos que pueda tener bajo jurisdicción estadounidense.

EEUU cree que, detrás de estos intentos espaciales, la República Islámica oculta un proyecto para desarrollar misiles balísticos con capacidad para llevar ojivas nucleares y viajar a grandes distancias, potencialmente con capacidad para golpear países de Europa y Oriente Medio.

Frente a esas acusaciones, Irán ha insistido en que sus actividades son civiles y no militares, al contrario de lo que afirma Estados Unidos.

La imagen publicada por el presidente estadounidense Donald Trump, que muestra los daños sufridos en la plataforma de lanzamiento
La imagen publicada por el presidente estadounidense Donald Trump, que muestra los daños sufridos en la plataforma de lanzamiento

El régimen de Irán reconoció este lunes por primera vez la explosión del cohete que iba a transportar uno de sus satélites ocurrida el jueves en el Centro Espacial Imam Khomeini, citando un desperfecto técnico como causa del estallido, luego de que una serie de fotografías satelitales mostraran los daños en la plataforma de despegue.

La concesión fue hecha por el portavoz del Gobierno Ali Rabiebi, quien aseguró que fue “una cuestión técnica y un error” lo que provocó la explosión, la tercera de este año. “Nuestros expertos lo señalaron en forma unánime”, agregó.

Foto de la plataforma de cohetes en el Centro Espacial Imam Jomeini en Irán, el 29 de agosto del 2019. Foto tomada por Maxar Technologies. (Foto satelital, ©2019 Maxar Technologies via AP)
Foto de la plataforma de cohetes en el Centro Espacial Imam Jomeini en Irán, el 29 de agosto del 2019. Foto tomada por Maxar Technologies

Irán puso en órbita su primer satélite en 2009 y, en 2017, lanzó un cohete espacial portador del satélite Simorq.

En el pasado, EEUU ha impuesto sanciones a entidades asociadas al programa de misiles balísticos de Irán por estos lanzamientos de satélites.

Las tensiones entre Irán y EEUU han crecido desde que, en mayo de 2018, Trump retirara a su país del pacto nuclear y, como resultado, volviera a imponer sobre la República Islámica todas las sanciones que habían sido retiradas, incluidas las que afectan al sector petrolero.

/psg