Universidad de Chile tiene una complicación grande para la última parte del torneo en su objetivo por escapar de las posiciones de descenso: la localía. Esto, debido a que no contará con el Estadio Nacional durante gran parte de octubre y noviembre, debido a que el recinto será cerrado por la Conmebol 45 días antes de la disputa de la final de la Copa Libertadores.

La definición del torneo continental se jugará el 23 de noviembre, por lo que los azules no podrán utilizar el recinto a partir del 10 de octubre, es decir, el primer encuentro en el que deberán buscar un estadio alternativo donde jugar como locales es el programado para el miércoles 16 de octubre ante Deportes Iquique.

Ahí aparece en escena el Ester Roa de Concepción, recinto que es del gusto de la dirigencia debido a su capacidad y también al estado de su cancha, y que está inscrito por la U para ser alternativa a su localía.

Esto deberá aplicarlo también ante Everton el 20 de octubre y O’Higgins el 3 de noviembre, mientras que ante la Universidad de Concepción el 10 de noviembre deberán buscar una tercera alternativa, por ser el Ester Roa el recinto donde hace de local el Campanil.

Universidad de Chile ya ha hecho de local en el Ester Roa, aunque no por un torneo oficial. Fue en el amistoso previo a esta temporada ante Alianza Lima a inicios de año.

En la Región del Biobío en tanto, hizo del local en el Estadio CAP de Talcahuano. Fue justamente ante Deportes Iquique el 15 de marzo de 2014, cuando vencieron a los nortinos por 3-1.

/Eduardo Méndez Garín