La Corte de Apelaciones de San Miguel rechazó el viernes 7 de abril recién pasado el recurso de protección presentado en contra del Servicio de Evaluación Ambiental de la Región Metropolitana, por la construcción del centro de distribución el Peñón de la empresa Walmart en San Bernardo.

El mega proyecto contempla una inversión de US$ 180 millones, para levantar 50 hectáreas de una industria logística y de bodegas.
La misma corte había acogido a trámite en enero el recurso de protección interpuesto contra el megaproyecto de bodegas y logística, por la comunidad afectada, en el que se califica como una acción “ilegal y arbitraria” su aprobación ambiental.
El Frente Unitario por la Calidad de Vida, compuesto por vecinos, organizaciones y autoridades de San Bernardo y Calera de Tango ingresaron, simultáneamente, cinco recursos de protección para detener el proyecto de la multinacional.
Entre otras irregularidades, acusan falta de información apropiada respecto del proyecto durante el proceso de participación ciudadana, la exclusión de toda una villa afectada de la evaluación ambiental, y deficiencias en las medidas de mitigación vial y ambiental que significará, entre otros, el permanente tránsito de camiones por la zona.
/gap