Llevaba tres meses en caída, pero en la pasada medición de julio de la Agenda Ciudadana de Criteria Research la aprobación del Presidente Sebastián Piñera tuvo un pequeño repunte. Este jueves, en los resultados de la encuesta correspondientes a agosto, la tendencia siguió al alza: el Mandatario subió otros cuatro puntos, llegando a un 34% de respaldo.

Para la encuestadora, el alza se debe a que agosto fue un mes “marcado por buenas noticias para el Gobierno y el Presidente”, como la aprobación de la reforma tributaria en la Cámara de Diputados, la extradición de Mauricio Hernández Norambuena, y el rol que Piñera jugó en la crisis de la Amazonía.

A pesar del aumento en el respaldo, la medición también registra un alza en la desaprobación de la figura del Mandatario, que se elevó un punto y llegó a un 65%. Se trata de la mayor desaprobación registrada durante su segundo mandato, que viene en aumento desde abril.

Con respecto a los motivos esgrimidos por los ciudadanos para respaldar la forma en que el Presidente conduce al gobierno, la más mencionada es que “lo está haciendo bien” (27%), seguida “está arreglando el país” (13%) y a que tiene un “buen manejo de la economía” (12%).

Quienes no lo aprueban, en tanto, justifican su postura aduciendo que Piñera “gobierna para algunos pocos” (19%), “no ha cumplido lo que prometió” (16%) y que le “falta preocupación por la mayoría” (15%). También se menciona que “no ha mejorado el trabajo” (13%).

En cuanto a la evaluación del Gobierno, la medición se mantuvo en los rangos del mes anterior, mostrando un alza marginal de dos puntos en la aprobación, que alcanzó un 28%, y un descenso de un punto en la desaprobación, que llegó a un 68%.

El “pesimismo económico”

En enero de 2019, era un 19% de la población la que consideraba que la situación económica actual del país era mala. El número, con el paso de los meses, no ha hecho otra cosa que aumentar, y en agosto llegó al punto más alto del actual periodo: un 36%, comparable al 37% con el que Piñera recibió el Gobierno.

Quienes consideran que la situación es buena se mantienen en un 8%, al igual que en la medición anterior. A pesar de que las expectativas de que la situación económica personal y del país mejorará tuvo un alza marginal respecto de julio (pasó de 26% a 30% en el primer caso y de 12% a 17% en el segundo), la encuesta revela que se mantiene “en un rango esencialmente pesimista”.

“Hace tres meses que el juicio crítico en torno a la economía ha tendido a independizarse de la evaluación del Presidente y el Gobierno”, señala Criteria Research. “Pudiera ser indicativo de que el pesimismo económico se ha internalizado y de que la responsabilidad asociada al Gobierno por esta materia tocó un piso”, apuntan.

Así, “de no agudizarse más el pesimismo económico o, inversamente, de no recuperarse algo de optimismo, es posible que la evaluación del Gobierno se relacione en mayor medida con factores no económicos y/o con el mayor protagonismo que pudiera lograr la oposición en adelante”.

/psg