El polémico proyecto de la diputada Camila Vallejo (PC), que busca reducir de 45 a 40 horas la jornada semanal, incluyendo el tiempo de colación, se alista para su votación en la Sala de la Cámara de Diputados. Ante el rápido avance que ha tenido su tramitación en los últimos días, un grupo transversal de gremios empresariales, representantes de pymes y también líderes del mundo sindical hicieron un llamado a pausar la discusión hasta que hayan estudios del impacto que tendría la medida en el mercado laboral.

Es que, tal como ha manifestado la oposición, se espera que la iniciativa sea votada en la Sala de la Cámara antes de que termine septiembre. Plazos que preocupan incluso en la academia, donde diversos expertos en materia laboral trabajan -convocados por la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC)- en la elaboración de un documento con “números, estudios y razonabilidad”.

Así lo manifestó el economista David Bravo después del Foro Trabajadores-Empleadores llevado a cabo en la PUC y donde fue nombrado presidente de la instancia, la cual también decidió emprender un rumbo de carácter permanente para discutir temas laborales. En dicha reunión, la cual se llevó a cabo a puertas cerradas, le hicieron llegar 11 propuestas y diagnósticos de los diversos sectores del mundo del trabajo allí representados.

Como primer hito del grupo, Bravo comentó que “en un horizonte de dos a tres semanas vamos a generar antecedentes importantes para la discusión de las propuestas de reducción de jornada de trabajo. Me hicieron llegar 11 propuestas y diagnósticos que ahora vamos a analizar y ver como mesa. Todo, con el objetivo de tratar de proporcionar números y así dimensionar”.

En ese sentido, el experto laboral recalcó que “nuestro intento va a ser tratar de poner un marco de rigor para que podamos tener los elementos para poder discutir el impacto que las propuestas podrían tener”. Además, criticó la “falta de diálogo social en las discusiones recientes”, por lo que consideró que “la constitución de este foro definitivamente va a aportar con ese elemento”.

Ante el hecho de que “se empezó a discutir antes, tal vez de manera prematura” el tema de la rebaja en la jornada, Bravo subrayó que ahora “lo serio” es que “pongamos la discusión técnica y luego, con esos elementos, la discusión sobre hacia dónde vamos y el país que queremos”.

En esa línea, agregó: “Hagamos una discusión de políticas públicas de calidad, con sustento y con bases y conocimiento. Si es que faltan los estudios, hay que tenerlos, se deben hacer, y la lógica y el rigor indican que se deben hacer con anterioridad a las discusiones de los proyectos”.

El llamado a pausar la discusión

Tras la reunión, el líder de la CPC, Alfonso Swett, detalló que los expertos se darán un plazo entre dos y tres semanas para elaborar el documento con las apreciaciones. Así, considerando el avance del proyecto de Vallejo, el empresario hizo un llamado a los parlamentarios a darse un tiempo para poder ver lo que se presentará.

“Estamos dando el paso de ponerle a la discusión realismo y por eso lo que estamos haciendo hoy día es entregando propuestas y ninguna protesta (…) Hoy día hemos tenido muy buenos acuerdos y uno de ellos es decir ‘escúchennos, nosotros vamos a aportar de aquí a dos semanas con una mirada sistémica y profunda. Con estudios que han estado ausentes y nosotros humildemente queremos aportar con nuestro trabajo'”, dijo.

De todas formas, agregó ante la premura de los tiempos: “No nos estresemos con esto, este es un proyecto que todavía tiene que ir a la Cámara, lo más probable es que se hagan indicaciones, vuelva a la comisión y va a terminar en el Senado”.

Por su parte, desde el mundo sindical, el presidente la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), Segundo Steilen, aclaró que en el foro constituido “no estamos en contra de que los trabajadores puedan gozar de mayor descanso (…) Aquí no hay un problema de 40 o 41 horas, no estamos en eso”.

“Aquí vamos más allá: justamente por no haber sido escuchados en estos proyectos, nosotros lo que pedimos es que se nos empiece a escuchar. No decir que estas cosas tienen impacto, es un problema”, dijo.

En la misma línea, el ex presidente de la CUT y actual líder de la Central de Trabajadores de Chile (CTCh), Arturo Martínez, agregó que “lo que queremos es entregarle estos elementos a los que están legislando para que los tengan en consideración, para que cuando se haga la rebaja y se discuta el tema, se haga bien. No estamos en contra del proyecto ni de las 41 ni de las 40 horas, sólo estamos pidiendo que se haga bien”.

Consultado también por su llamado a frenar la discusión en el Congreso hasta tener mayores antecedentes técnicos, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Manuel Melero, respondió: “A buen entendedor pocas palabras”.

“Nosotros estamos mandando señales positivas de diálogo social, de incorporación de la academia en este foro y está claro el mensaje, más que un llamado concreto, nuestra voluntad es de inclusión de todos los sectores. Somos un sector en crisis y hagámonos cargo de esa realidad”, dijo enfático.

Por último, el líder de Conapyme, Juan Araya, dijo sumarse al llamado de frenar la discusión, pero recalcó que el proyecto de las 40 horas “es un proyecto que no tiene contenido. Son dos artículos y el contenido central de si es factible para los trabajadores y los empresarios, falta mucho”. Y apuntó en contra del debate: “No ha habido diálogo, la comisión del día lunes fue atroz, porque no hubo diálogo. El que hablaba, el otro sector se reía y al revés.Creemos que este no es el camino para legislar, sobre todo porque nosotras las pymes somos las más afectadas. Hay que conversar y darle una vuelta (…) no insistir tanto en el apuro porque si esto sale mal, será malo por muchos años”.

Los participantes del foro y los expertos que harán el informe

Los académicos encargados de analizar las propuestas entregadas hoy y de formular un documento técnico en relación al impacto de la reducción de la jornada serán David Bravo, Andrea Tokman, economista jefe de Quiñenco, y Leonardo Hernández, economista de Clapes UC.

De todas formas, ante la gran cantidad de material presentado hoy en el encuentro, el grupo de académicos estaría considerando sumar a otros economistas y expertos en diversas áreas para el trabajo que deberán realizar durante las próximas semanas. Ya sonarían nombres como el del economista experto en productividad Joe Ramos.

Respecto a los participantes de la cita de hoy, estos fueron Alfonso Swett por la CPC; Manuel Melero, líder de la CNC; Patricio Donoso, presidente de la Cámara Nacional de la Construcción; Juan Pablo Matte, gerente general de la Sociedad Nacional de Agricultura; Juan Esteban Laval, gerente legal de la ABIF; Rafael Palacios, director de Políticas Públicas de la Sofofa; y Jorge Riesco, encargado de Asuntos Laborales de la Sonami.

Del mundo sindical estuvieron el presidente de la Central Autónoma de Trabajadores, Abraham Armijo; el líder de la UNT, Segundo Steilen; y de la CTCh, Arturo Martinez. Por el lado de las pequeñas y medianas empresas, participaron Soledad Ovando, gerenta de la Asech, y juan Araya, presidente de la Conapyme.

/psg