El ministro de Justicia, Hernán Larraín, salió al paso del anuncio realizado por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), de que interpondrá una denuncia en contra del Estado de Chile ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por no cumplir el compromiso de legislar el matrimonio igualitario.

 La organización de la diversidad sexual cuestionó al gobierno por eliminar del Plan Nacional de Derechos Humanos el compromiso de “impulsar” el vínculo de personas del mismo sexo, cambiándolo por el de “monitorear” el proyecto de ley que en la actualidad tramita la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia del Senado.

Ramón Gómez, el encargado de DD.HH. del Movilh, aseguró que este acuerdo fue declarado legal y vinculante por la Contraloría en 2018.

Larraín agregó que “por lo tanto, tal como lo señalamos en la Cámara de Diputados cuando se nos consultó sobre esto hace unos meses atrás, no hay ninguna obligación pendiente, y lo que nosotros estamos entregando en este plan es precisamente continuar monitoreando el avance de esta iniciativa”.

“Es hoy responsabilidad del Congreso el avance de este proyecto. El gobierno -lo hizo el gobierno anterior- ya cumplió al presentar el proyecto, que era la obligación específica de ese compromiso. Por lo tanto, y eso lo hemos conversado con la CIDH, no hay nada pendiente en nuestro compromiso”, señaló.

Por el cambio de palabra de “impulsar” a “monitorear”, el ministro expresó que “nos parece que la responsabilidad nuestra, habiendo presentado el proyecto, es esa, monitorear”.

“Dentro de nuestro programa de gobierno no está el que se apruebe o que se promueva intensamente una iniciativa de este tipo, pero respetamos el plan. Nosotros, por ejemplo, hubiésemos retirado este proyecto -cosa que podríamos haber hecho legalmente- y no lo hicimos. Esa acción si habría sido contradictoria”, expresó.

Larraín afirmó que ahora es el Congreso el que debe definir los detalles de la iniciativa.

Tras presentar a la Contraloría el decreto supremo que aprueba el primer Plan Nacional de Derechos Humanos para su toma de razón, el secretario de Estado refutó la denuncia y desmintió que su cartera no haya cumplido con el compromiso adquirido desde la administración anterior.

“Yo creo que ahí hay un error de información. El acuerdo que se alcanzó con el gobierno anterior con (Fundación) Iguales incluyó el compromiso de presentar un proyecto de ley que establecía el matrimonio igualitario. Ese compromiso se cumplió“, expresó.

/gap