El canciller Teodoro Ribera abordó la polémica que enfrenta al embajador chino, Xu Bu, con el diputado UDI Jaime Bellolio, luego de que el diplomático cuestionara al legislador -a través de una carta publicada en El Mercurio el pasado fin de semana- por reunirse con el activista Joshua Wong, uno de los líderes de las manifestaciones sociales que se desarrollan en Hong Kong.

En conversación con Radio Cooperativa, el ministro sostuvo que las críticas que ha esgrimido Bellolio se enmarcan “en las prerrogativas que la Constitución le ofrece y los derechos humanos que él detenta”, sin perjuicio “de que el embajador puede hacer uso de dichas prerrogativas, de libertad de expresión, cuidando las formas, y en el marco de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas”.

Consultado si Xu Bu “ha cuidado las formas” cuando ha cuestionado al legislador chileno – , Ribera sostuvo que “uno siempre puede mejorar las formas”, y que “el diputado Bellolio no se ha sentido afectado por ello”.

“El debate por la prensa ha sido interesante para precisar y aclarar visiones distintas que se tienen sobre el tema”, sostuvo el canciller, y agregó que “la fortaleza de la democracia permite tender puentes entre quienes tienen visiones de vida distintas”.

“El embajador Xu Bu lo que está haciendo es defender puntos de vista del gobierno de la República Popular China en Chile y expresa visiones de mundo que lógicamente son distintas a las que predominan en un sistema democrático occidental como las que predominan en Chile”, enfatizó el ministro.

Respecto a los cuestionamientos que apuntan a un “doble estándar” por el tratamiento diferente que el gobierno daría al régimen chino y al venezolano, el canciller contestó: “Maduro es un dictador ubicado en Latinoamérica en un país donde ha habido una larga tradición democrática. Maduro es una persona que ha destruido esa tradición democrática y por tanto, nuestra visión respecto a él es mucho más dura porque estamos en un mismo marco cultural”.

En esta línea, agregó: “en lo que se refiere a la República Popular China nuestra mirada tiene que ser más comprensiva de una evolución política que están sufriendo ellos, y nosotros tenemos que hacer los mayores esfuerzos para acompañar esa evolución política”.

Reacción del gobierno por dichos de Bolsonaro contra Bachelet

Ribera también fue consultado por los dichos del Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien no sólo acusó a la Alta Comisionada de los DD.HH. de la ONU, Michelle Bachelet -tras el duro diagnóstico que realizó sobre la situación democrática de ese país- de “entrometerse los asuntos internos y la soberanía” brasileña , sino también a aludió a su padre el general Alberto Bachelet, a quien calificó como un “comunista” y agregó que había sido “derrotado” por el “personal de Pinochet”.

“En las Naciones Unidas hay más de 190 países. Es claro que cuando ella ve el tema de los derechos humanos va a ser siempre objeto de críticas por uno de los 190 países o más de los 190 países. Si cada vez que fuera objeto ella de críticas Chile saliera a su defensa, estaríamos equivocándonos en los roles que juega ella hoy y el rol que le corresponde a la República respecto de un ex Presidente de la República”, sostuvo el canciller.

En esta línea, el ministro explicó que ante el canciller brasileño Araújo –con quien sostuvo un encuentro el pasado miércoles– se expusieron los puntos de vista del país en una conversación “que no duró más de un minuto”.

“Por lo tanto, lo que creo que hemos tratado de hacer con Brasil es decirle: mire, tenemos respecto de nuestra transición política y los hechos que acontecieron en Chile nuestra mirada de respeto a las personas y, en lo que respecta al rol de ella como alta comisionada, es otro rol que se somete a las reglas políticas en materia internacional”, dijo Ribera a Cooperativa.

/psg