Por tercera jornada consecutiva, el dólar terminó la sesión a la baja y acumuló una caída de casi $10 ante un renovado optimismo en torno a la guerra comercial y una serie de datos macroeconómicos a nivel externo.

Así, el billete verde finalizó su cotización con un descenso de $2,90, ubicándose en $712,50 vendedor y $712,20 comprador.

Con dicho resultado, la moneda estadounidense registró una baja de $9,30 en la semana y se ubicó en su menor nivel desde el 21 de agosto pasado, cuando se transó en $710,90.

Luis Alberto Reyes, analista de Mercados G, comentó que “la paridad dólar peso se ha visto enfrentado a una jornada bajista. Lo anterior, tras el dato macroeconómico norteamericano ‘Non-Farm Payrolls’ o Nóminas de trabajo no agrícolas”.

De acuerdo a la explicación del experto, “el crecimiento del empleo en Estados Unidos se frenó más de lo previsto en agosto, con descensos en las contrataciones en el sector minorista por séptimo mes seguido”.

En ese sentido, destacó que “el descenso es atribuido a la contracción económica global en medio de la tensión comercial Entre Estados Unidos con China”. “La economía también enfrenta riesgos derivados de un posible Brexit sin acuerdo y una desaceleración del crecimiento en China y el resto del mundo”, agregó Reyes.

Respecto a las proyecciones para el próximo lunes, el analista estimó que se espera “una resistencia en $718,4 y un soporte en $706,4”.

/psg