Hoy a las 9.00 horas comenzó la audiencia de revisión de medidas cautelares del excomandante en Jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba, quien fue formalizado por lavado de activos el pasado 20 de junio por parte de la Fiscalía Centro Norte.

Hasta el Centro de Justicia llegó junto a su abogado, y solamente se remitió a manifestar que no entregaría declaraciones.

Finalmente, luego de cuatro horas de deliberación, el Séptimo Juzgado de Garantía decretó el arresto domiciliario total del exuniformado, desestimando la petición del Ministerio Público y del Consejo de Defensa del Estado, quienes solicitaban la prisión preventiva para Fuente-Alba.

De acuerdo a lo señalado por la jueza Carolina Gajardo, “hay otras medidas que permiten asegurar la competencia del imputado y mantenerlo vinculado”.

La instancia no estuvo exenta de complicaciones. Comenzada la audiencia, la jueza del Isabel Correa, tomó la palabra para explicar la relación de amistad que mantiene con el abogado del exmilitar, Miguel Chaves.

De esta forma, le consultó al fiscal José Morales qué le parece el hecho, a lo que el persecutor explica que si no es ella, entonces que se nombre a otro juez de forma inmediata, por “necesidad de cautela”, debido a que se pediría prisión preventiva.

Cabe recordar en la formalización de junio no se discutieron mayormente las medidas cautelares debido a que Fuente-Alba se encontraba detenido por la arista de la Corte Marcial, a lo que se determinó que la petición de cautelares se realizaría una vez en libertad.

El Ministerio Público formalizó en junio de este año la investigación como presunto autor de lavado de activos al excomandante en jefe del Ejército, tras cuatro años de indagatorias.

En el día de ayer, La Tercera dio a conocer declaraciones del abogado, quien manifestó que “yo no tengo claro cómo va a enfrentar el Ministerio Público esa audiencia, en el sentido de cuál es su petición concreta. Y bueno, todo el mundo sabe que hay múltiples posibilidades que están en el artículo 155 del Código Procesal Penal y la única posibilidad no es la prisión preventiva. Creo que una prisión preventiva no tendría justificación”.

/psg