El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó más temprano que el IPC subió en agosto 0,2%, empujado en parte por el precio de la carne de vacuno (+1,3%), un apetecido producto que volvería a aumentar ahora en septiembre como ocurre tradicionalmente por Fiestas Patrias, aunque a un ritmo más suave que en el pasado.

En lo que va del año, la carne de vacuno acumula un aumento de 2,3% de acuerdo con los cálculos que realiza el INE para determinar la marcha de la inflación en el país.

“Efectivamente, las carnes tienden a subir por estacionalidad entre agosto y septiembre”, dice César Guzmán, gerente de Macroeconomía del Departamento de Estudios de Inversiones Security. “No es primera vez que el alza se adelanta a agosto, por lo que para septiembre no esperamos un alza significativa adicional”.

“Analizando la estacionalidad histórica de los precios, una podría prever que las carnes suben en el mes de septiembre y es lo que se ha visto en parte en fuentes disponibles de precios como la Odepa”, coincidió Marco Correa, analista de Economía y Renta Fija de Bice Inversiones.

La imagen clásica de septiembre de una parrilla de carne y pollo –para una mayoría en Chile que aún dista de ser vegana-, usualmente es acompañada de bebidas no alcohólicas -que ya subieron en agosto-, pisco, cerveza y otros tragos. “Por otra parte, en general los últimos años los precios de tabaco y bebidas alcohólicas tienden a disminuir septiembre”, dice Correa.

¿Feriado “extra” influye?

Sobre los cigarrillos, Guzmán indica que ya se anunció un aumento en algunas marcas, “por lo que anticipamos un alza de máximos de 2% en ese producto en septiembre (incidencia de 0,05pp)”.

¿Incidirá en los precios además el hecho de que Fiestas Patrias sea un feriado largo que aún se discute que podría incluir el 16 y 17 de septiembre? “No vemos que sea un factor relevante el hecho de que el feriado sea más largo”, dice Guzmán. “Los precios que van a subir por estacionalidad (pasaje de bus, las mencionadas carnes) lo van a hacer de todas formas, pero no estimamos un alza adicional a la estacionalidad histórica”.

El Departamento de Estudios del Banco Santander recordó en un informe que en los últimos años se ha roto la estacionalidad que caracterizaba a un septiembre que usualmente se asocia con alzas fuertes en los precios de alimentos y del transporte.

“Así, por ejemplo, ya en agosto vimos el incremento esperado para las carnes, en tanto, que de las verduras han tendido a ser más homogéneo. Por otra parte, si bien la sequía podría empujar al alza algunos precios, esto ocurriría de manera más clara hacia fines de año”, dijo Santander, que espera un incremento de 0,1% para el IPC de septiembre.

/psg