Autoridades decidieron suspender momentáneamente la búsqueda terrestre de Tomás Bravo, el niño de 3 años y 7 meses que desapareció el pasado miércoles en el sector de Caripilún, en la Ruta P-40, que une la localidad de Lebu con Arauco.

Según informó 24 Horas, la decisión se tomó para que aeronaves de la Fuerza Aérea de Chile puedan sobrevolar la zona con equipo tecnológico especializado y poder entregar información actualizada del terreno.

Debido a esta situación, se está retirando del lugar a todos los voluntarios que durante los últimos días han ayudado en la búsqueda del niño, visto por última vez cuando se encontraba arreando animales con su tío abuelo.

Cabe recordar que la PDI investiga una posible desaparición accidental del menor o la intervención de terceras personas en este hecho.

Asimismo, el Ministerio Público aclaró que las ropas encontradas ayer sí pertenecían al niño de tres años, pero no corresponden a las que Tomás usaba cuando fue visto por última vez el miércoles pasado.

/psg