Camilo Blanes Cortés, más conocido como Camilo Sesto,  falleció ayer a los 72 años. El español fue una de las figuras más representativas de la música en la década de los 70, y su partida no pasó desapercibida. Al contrario, la noticia enlutó al mundo. Incluyendo, por supuesto, a nuestro país.

 Y es que el español se mantuvo vigente hasta el final de sus 50 años de trayectoria. Una larga historia que incluyó a Chile.

No fue casualidad que Camilo Sesto se presentara en el Festival de Viña de 1974. Por aquel tiempo recién comenzaba su carrera, aunque ya tenía varios hits bajo el brazo.

Aquella edición del certamen estuvo marcada por el fallecimiento de Nino Bravo, casi un año antes. Además del reciente golpe de estado.

Por su parte, Sesto subió al escenario del 10 de febrero, con sólo 27 años.

“Hemos dicho, al presentarlo estas noches, que es un aporte más de España al Festival Internacional de la Canción en Viña del Mar (…) ¡El aplauso de la quinta Vergara despide esta noche a esta gran estrella que es… Camilo Sesto!”, fueron las palabras de César Antonio Santis para presentarlo.

“Buenas noches, esta va a ser mi última actuación para ustedes y me gustaría a través de mis canciones darles todo mi agradecimiento y pedirles una cosa, que no me olviden porque yo quiero volver”, dijo, por su parte, el intérprete. Para luego iniciar la noche con “Volver, volver”.

Junto a esta canción, aquella noche la Quinta Vergara vibró con títulos como “Yo Soy Así” o “Fresa Salvaje”. Además, en aquel entonces Sesto ya había lanzado su cuarto álbum en el que incluyó el éxito “¿Quieres ser mi amante?”.

Siete años después, el astro español regresó al certamen viñamarino. Aquella noche hizo historia al convertirse en el primer artista -fuera de la competencia- en recibir la codiciada Gaviota de Plata.

Eso sí, no sólo vino al país para presentarse en el mega evento.

Por ejemplo, entre las décadas de los 70 y 80, cuando Chile aún no se abría a los espectáculos internacionales, mantuvo su cariño por este público y visitó en distintas ocasiones los sets de TVN y Canal 13.

En el 90 Jorge González escribió “Estrechez de Corazón”, canción que tal como transparentó, está basada en “El Amor de Mi vida”.

Mientras que su tercera y última aparición en el Festival de Viña ocurrió en 2004, siendo premiado con todos los galardones.

Los grandes artistas no mueren, viven para siempre en el corazón de los millones de fans que aman su música. Gracias al gran Camilo Sesto por tener el privilegio de ver su arte en el Festival de Viña. Grande entre los grandes“, escribió Virginia Reginato para despedir al artista.

/gap