La disidencia cubana sufrió una nueva arremetida del régimen castrista este fin de semana. Luego de que la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) denunciara el sábado la desaparición de al menos 40 activistas, este domingo se produjo una nueva ronda de detenciones. Entre los opositores aprehendidos se encuentra José Daniel Ferrer.

Ferrer, uno de los principales líderes de la disidencia cubana, denunció el sábado el asalto a viviendas por parte de las fuerzas de seguridad castristas y las detenciones de opositores. Asimismo, advirtió a través de su cuenta de Twitter que este domingo habrían “más detenciones” y “otros asaltos”.

De acuerdo a lo reportado al portal 14ymedio por vecinos del lugar, los disidentes, entre ellos Ferrer, fueron arrestados violentamente a las afueras de la sede de la Unpacu, en Santiago de Cuba.

La intención de los activistas era movilizarse para exigir la liberación de los presos políticos.

“Bajaron y no duraron ni un minuto en la calle porque se les echaron encima”, relató un vecino, bajo condición de anonimato, a ese medio. Detalló, asimismo, que desde antes de las 10 de la mañana, hora pactada para comenzar la movilización, las fuerzas de seguridad desplegaron “un fuerte operativo policial en todo el barrio”.

Entre las decenas de detenidos también se encuentra José Daniel Ferrer Cantillo, de 16 años, hijo del líder opositor.

El medio digital independiente cubano “Cubanet”, divulgó en su cuenta de Twitter un video con los momentos previos a la detención de Ferrer.

/gap