La economía estadounidense creó 227.000 puestos netos, superando las cifras de los últimos cuatro meses, cuando los analistas esperaban solamente 170.000  nuevos empleos.

La tasa de desempleo aumentó una décima de punto, a 4,8%, reflejando la llegada de nuevos aspirantes al mercado laboral.

/AFP

/gap