La Reina Isabel II promulgó, este lunes, la ley aprobada la semana pasada por el Parlamento para bloquear que Reino Unido salga de la Unión Europea sin ningún tipo de acuerdo el próximo 31 de octubre, anunció el presidente de la Cámara de los Lores (alta).

Los Lores dieron el viernes el visto bueno definitivo al texto, que previamente había sido aprobado por la Cámara de los Comunes (baja). Dicho texto pide al Gobierno que solicite una prórroga del Brexit hasta el 31 de enero, si no se logra la ratificación de un acuerdo o un permiso del Parlamento para sacar a Reino Unido de la UE sin un pacto de por medio.

La firma de la monarca, un simple trámite dentro de todo el debate político, llegó solo unas horas antes de que el Parlamento suspenda su actividad hasta mediados de octubre, conforme a una propuesta del Gobierno de Boris Johnson. La suspensión más larga de la historia reciente de Reino Unido concluirá el 14 de octubre.

Un portavoz de Downing Street confirmó ante los medios que el Parlamento quedará cerrado una vez hayan concluido los trámites previstos para este lunes, entre los que se cuenta el debate sobre una moción del Ejecutivo para un adelanto electoral.

La oficina de Johnson insistió en que el “premier” “no va a buscar una extensión” del artículo 50, cuya activación inició hace más de dos años el proceso de ruptura de Reino Unido de la UE. “Si los diputados quieren resolver esto, hay una manera fácil, votar hoy a favor de unas elecciones y que la ciudadanía decida”, desafió el portavoz, según declaraciones recogidas por el diario The Guardian.

El plan del Gobierno pasa por fijar para el 15 de octubre dichos comicios, pero la oposición ya anunció, en bloque, que se opondrá a la convocatoria si es que no se dan garantías claras de que no habrá un Brexit sin acuerdo. Así, las principales formaciones que se oponen a Johnson apuestan por convocar unos comicios después del 1 de noviembre y con la prórroga del divorcio ya establecida.

/psg