La muerte de Camilo Sesto fue un duro golpe para su fanaticada alrededor del mundo. La noticia rápidamente se viralizó en redes sociales, donde sus seguidores y seguidoras no dudaron en dedicarle sentidas palabras para el fallecido cantante español.

 Una de ellas fue la ex candidata a diputada Kena Lorenzini, quien puso en duda a sus seguidoras feministas por sus publicaciones.

“Chuta, murió Camilo Sesto y a mi TL feminista esa cosa de que el amor romántico es una weá se les fue a las pailas… Aparecieron todas sufriendo de amor, traicionadas por la razón y dominadas por el corazón”, ironizó la frenteamplista.

Pero lo más polémico vino después, cuando en horas de la mañana de este domingo sostuvo que “convengamos que Camilo Sesto ya estaba embalsamado… Así que… era facho, pero mi generación tiene grabada en su disco duro todas sus canciones… El amor de mi vida has sido tú”.

Lo que de seguro no esperó fue la respuesta que vino de parte de Denisse Malebrán, quien rápidamente la reprochó. “¿De a dónde sacan que era facho? Y si así fuese, ¿se puede admirar artistas por su arte sin compartir posición política? ¿Se supone que no podría actuar en EE.UU. por repudio? Le piden demasiado a una voz excepcional, compositor irrepetible de la canción románica y mejor Jesús ever”.

Lorenzini no dudó en dar un paso atrás. “Pido disculpas si Camilo Sesto no era facho. Para quienes vivíamos en dictadura, los que venían como Pedro por su casa sin ser sospechosos para la censura, eran fachos“.

“Ser gay no significa nada para mí, sus canciones me las sé casi todas las de la época”, agregó.

A ella se sumó otro usuario, identificado como Ricardo Tamayo, quien le recordó a Lorenzini la visita de Sesto a La Moneda durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet.

“De facho nada. Segundo gobierno de Michelle Bachelet. Camilo Sesto visita el palacio de Gobierno y pide visitar el Salón blanco de La Moneda en honor a Salvador Allende”, consignó.

Por otro lado, al vocalista de Saiko no dudó en rendirle un pequeño homenaje: “Aprendí a cantar escuchándolo. Jesucristo Súper Star era mi casette favorito de la niñez y su voz un trampolín de emociones. Me sé todas sus canciones y las cantamos en cada viaje que nos retuvo horas en un auto. Le puse ‘Melina’ a mi hija por él. ¿De qué forma les explico mi desazón?”, escribió.

/gap