Unas Fiestas Patrias con duración “XL” tendrán los chilenos este año. No obstante, cada año las festividades en septiembre también van aparejadas con balances menos alegres, como la ocurrencia de accidentes de tránsito, muchos de ellos ligados a la ingesta de alcohol. El año pasado se registraron 39 fallecimientos en siniestros viales durante las celebraciones, cifra que el gobierno busca reducir, en el marco de la campaña “Un 18 Seguro”, que también suma el refuerzo de la seguridad en cuanto al orden público.

Así, el Presidente Sebastián Piñera presentó una serie de medidas, entre las que se cuenta el aumento de los controles que realizará el Servicio Nacional de Prevención y Rehabilitación del Consumo de Alcohol y Drogas (Senda) a los conductores.

Los tests llegarán en conjunto a 24 mil fiscalizaciones previstas entre el 12 y el 22 de septiembre. No obstante, Senda no quiso entregar hoy el detalle de qué proporción de alcotest y narcotest se aplicarán.

El año pasado se realizaron 18.464 controles durante las Fiestas Patrias. Todos ellos fueron alcotest, pues no estaba vigente la prueba que mide consumo de marihuana y cocaína.

Sobre el tema, Carolina Figueroa, presidenta de la Fundación Emilia, recordó que el año pasado las autoridades adquirieron “una baja cantidad de narcotest, por lo que creemos que será un dispositivo que tendrá una bajísima aplicación esta temporada”.

La dirigenta consideró necesario realizar también controles a los peatones, debido a que en el período festivo de 2018, del total de fallecidos en accidentes (39 personas), 16 correspondieron a casos de personas que deambulaban por la vía pública.

En tanto, Carabineros aplicará un plan especial para fiscalizar la venta de alcohol a menores de edad en las fondas, ramadas y botillerías. A esa tarea se destinará una dotación de 225 funcionarios, quienes acudirán de uniforme y civil a los lugares de esparcimiento.

Alberto Escobar, gerente de Estudios del Automóvil Club de Chile, cree que la fiscalización “debe ser más estratégica y tendría que centrarse en lugares donde hay alto consumo, para detectar de manera efectiva a los conductores que beben”.

Fiscalización

Al mismo tiempo, la ministra de Transportes, Gloria Hutt, informó que se efectuarán cinco mil fiscalizaciones a buses interurbanos a partir de este viernes, con el fin de constatar el estado de los vehículos (en especial luces, neumáticos, parabrisas, dispositivo de control de velocidad y cinturones), además de los documentos con que cuentan las máquinas, como permisos de circulación y la revisión técnica. El objetivo es evitar hechos como el accidente en que murieron seis personas a bordo de un bus de la empresa Línea Azul, en julio pasado.

También se implementará un plan de operación especial de Red (ex Transantiago) para que las personas acudan a las fondas en locomoción colectiva y dejen el auto en casa. Durante las celebraciones habrá 18 nuevos recorridos y se ampliará el horario del Metro hasta las 0.30 horas, entre el 17 y el 21 de este mes.

Además, las autopistas aplicarán sistemas para agilizar los flujos, pues se espera que 874 mil automóviles abandonen Santiago la próxima semana.

Actuarán contra portonazos desde el aire
Otra medida planteada por el gobierno se relacionó con el orden público: durante las Fiestas Patrias se realizarán sobrevuelos “antiportonazos” en distintas comunas, realizados por helicópteros de Carabineros. Se sumará vigilancia aérea mediante drones, y se instalarán 11 retenes móviles en distintas zonas. La Policía de Investigaciones (PDI) también realizará patrullajes. Uno de los objetivos de la vigilancia se centrará en prevenir robos a viviendas que se encuentren sin sus moradores.

Carolina Leitao, alcaldesa de Peñalolén, expresó sus dudas frente a los anuncios. “No veo cómo podrán aplicar esta medida si las comisarías tienen el mismo personal de siempre en estas fechas”, aseveró.

/psg