Sin responder preguntas de la prensa y acompañado por la Primera Dama, Cecilia Morel, el Presidente Sebastián Piñera se refirió a la conmemoración de los 46 años del Golpe de Estado de 1973.

Dichos que fueron emitidos en medio de los cuestionamientos de la oposición luego de que el gobierno anunciara que no realizaría actos en el marco de esta fecha.

“El 11 de septiembre de 1973 es un día que nos recuerda muchos hechos trascendentes y de distinta naturaleza. En primer lugar el término del gobierno de la Unidad Popular que había conducido a Chile a una crisis sin precedente de carácter político, económico y social”, sostuvo el Mandatario al comenzar su intervención.

Piñera comentó que este momento histórico significó “el quiebre de nuestra democracia, que venía enferma hace mucho años de odio, división, descalificaciones y desencuentros entre los propios chilenos”.

En este sentido, el Presidente dijo que frente a esta situación existen dos opciones: “Primero seguir avanzando y agrandando esas diferencias y profundizando esas divisiones. Estoy seguro que ese no es el camino. No tenemos derecho a legarle a nuestros y las futuras generaciones las mismas divisiones y odios“.

“El segundo camino es aprender de nuestra historia, no ignorarla, pero si aprender de ella. Para poder iluminar los caminos del futuro. Ese es el camino correcto. Y es el que nos va a permitir con mayor fuerza, con mayor unidad y con mayor seguridad hacia las grandes tareas y misiones que tenemos que cumplir”, agregó.

Respecto a las enseñanzas a sacar de este periodo de la historia, el Mandatario mencionó “el respeto en todo tiempo y circunstancia de los DD.HH. de todos y cada uno de nuestros compatriotas como una condición esencial para la sana vida de nuestra sociedad y para el alma del país”.

Además llamó a “desterrar absolutamente la violencia, demagogia, populismo, la irresponsabilidad como instrumento del debate o la lucha política” y “valorar y practicar siempre dialogo, colaboración, amistad cívica, la búsqueda de acuerdos y la sana convivencia que nos debemos entre los chilenos”.

“Igual como el quiebre de la democracia del 73 fue una dura derrota de esa generación, la forma ejemplar en que recuperamos nuestra democracia y las tres décadas de progreso que hemos logrado en nuestro país desde comienzos de la década 90′ es un claro triunfo de nuestra generación”, expresó Piñera

Antes de finalizar su discurso, Piñera convocó a sus compatriotas “a reflexionar con serenidad y buena voluntad sobre las causas y consecuencias de 11 septiembre 73, convocarlos a aprender de los errores, a sacar las enseñanzas de nuestra historia y actuar siempre con total apego y respeto al valor de la democra, al valor de nuestras instituciones, DD.HH. y alimentar espíritu de sano dialogo, amistad cívica que viven en el alma de los chilenos“.

“Estoy seguro que la inmensa mayoría de los chilenos aprendió de los errores del pasado y tienen un firme propósito de no repetirlos en el futuro. Eso es lo que quieren y esperan de sus dirigentes políticos”, finalizó.

/psg