El sábado 06 de febrero se perdió la pista del montañista chileno Juan Pablo Mohr, el islandés John Snorri y el paquistaní Ali Sadpara. Y casi dos semanas después se acabó la esperanza de encontrarlos con vida.

El Gobierno de Pakistán ofreció una conferencia de prensa este jueves y dio como fallecidos a los tres deportistas que se extraviaron en el K2, la segunda cumbre más alta del mundo.

“Hemos llegado a la conclusión de que los escaladores ya no están en este mundo”, sostuvo el ministro de Turismo, Raja Nasir Ali Khan.

En la rueda de prensa se explicó que la decisión de darlos como fallecidos fue tomada por el Gobierno, el ejército de Pakistán y las familias de los tres escaladores. Las malas condiciones climáticas fueron clave en la determinación tras casi dos semanas de búsqueda.

Sajid Sadpara, hijo del montañista desaparecido Ali Sadpara, también estuvo presente en la conferencia.

“Yo, junto con varios otros montañistas internacionales, tengo la firme convicción de que ocurrió un accidente en su camino de regreso después de haber alcanzado la cima del K2. En este momento de inmenso dolor, el apoyo y el amor de los paquistaníes ha sido una fuente de gran aliento de dinero. Pakistán ha perdido a un héroe nacional patriota”, expresó.

Mohr, uno de los mejores escaladores del país, se aventuró en la expedición invernal del K2 y el sábado 6 de febrero se le perdió la pista junto a los otros dos deportistas.

Hubo intensas operaciones de rescate, pero el mal tiempo fue complicando todo y tras la ayuda del ejército local, experimentados montañistas y apoyo tecnológico con imágenes satelitales, finalmente no se dio con los deportistas.

/psg