Apenas terminó el amistoso de Chile ante Honduras en San Pedro Sula, donde la Roja fue superada 2-1 por los locales, el retornado Claudio Bravo rayó fuerte la cancha al pedir el retorno de Marcelo Díaz a la selección. “Hemos generalizado mucho el tema pero hay varios jugadores valiosos y muy importantes. Díaz, por ejemplo, es un gran jugador y esperemos tenerlo acá en un futuro”, lanzó el arquero del Manchester City sin dejar indiferente a nadie.

 Minutos más tarde, el técnico Reinaldo Rueda paró en seco al ex capitán y en conferencia de prensa aseguró que “ese es el trabajo que yo tengo que desarrollar. Vamos a seguir en estas convocatorias, en estos juegos camino a marzo y tomaré las mejores decisiones por la selección”.

Las palabras del formado en Colo Colo generaron un nuevo remezón no solo en el camarín de la Roja, que en esta pasada no contó ni con Arturo Vidal ni Gary Medel, sus dos máximos referentes, sino que también entre los históricos que cuestionan la actitud frontal del arquero de los Citizens.

El primero que reaccionó fue uno de los mejores arqueros chilenos de todos los tiempos, Roberto “Cóndor” Rojas, quien a pesar de ser un defensor de Bravo esta vez consideró que el ex capitán de la roja “se pasó de la raya. Eso no se hace dentro de un plantel y sólo ayuda a que los problemas internos se mantengan. Él debe dedicarse a jugar y no meterse en lo que no le corresponde”

“Me parece que Claudio Bravo comete un grave error, lo mismo como cuando exigió un preparador de arqueros de su gusto en la selección. Él se tiene que dedicar a jugar, porque para elegir los jugadores está el entrenador. Definitivamente fue de muy mal gusto. No hay más vueltas que darle”, plantea el ex mediocampista Jorge Aravena.

En esa misma línea, el ex portero Óscar Wirth apunta que lo del arquero del City “en alguna medida fue desatinado porque el que tiene que hablar estas cosas es el técnico, aunque cada uno se tiene que hacer responsable de los comentarios”. Sobre un posible regreso de Díaz, el ex mundialista sostiene que “Chile no tiene mil quinientos jugadores, entonces el técnico tiene que ir viendo qué es lo mejor para el futuro, porque cuando se compita realmente se verá el nivel del equipo”.

Fabián Estay, mundialista en Francia ’98, profundiza en la discusión y apunta que “esta generación muchas veces puso encima su situación personal sobre la parte grupal. Creo que Alexis Sánchez resumió bien todo: Son gente grande y en algún momento tendrán que hablar las cosas en la cara y pensar que hay un país que está detrás de esta generación y que espera mucho más de ellos”.

Sobre los dichos de Bravo, el actual comentarista en México relativiza la polémica: “No veo mal que lo haya pedido, el tema también es que en qué quedan los chicos que están jugando. Para mí tienen que estar los mejores, y Marcelo es un tipo comprobado, que da equilibrio y en la selección no hay ningún jugador que le dé esas características al equipo. Aquí hay cosas que se tienen que expresar hacia dentro”, señala.

Rodrigo Tello también le baja los decibeles a la petición del arquero bicampeón de América: “En la selección todo pasó a hacerse públicamente, entonces ¿por que está mal?  ¿cuál es el problema? Independientemente de todos los problemas que hayan existido, creo que es válido plantear que Marcelo Díaz no pueda estar fuera de la nómina, es un jugador que lo está habiendo bien y ha demostrado lo bien que lo hace en la selección”.

/Eduardo Méndez Garín