La racha de recortes en la previsión de crecimiento parece no terminar. En esta ocasión, las malas noticias las entrega JP Morgan, al ajustar a la baja sus perspectivas para el PIB de éste y el próximo año. Además, el banco de inversión anticipa que en diciembre, el Central reducirá en 50 puntos base la Tasa de Política Monetaria.

“La actividad no minera creció solo un 0,1%% en julio, por debajo de nuestras expectativas, lo que nos llevó a reducir nuestro pronóstico de crecimiento del PIB correspondiente al 4to trimestre a 2,0%. Para 2019, ajustamos nuestra visión desde 2,6% a 2,4%”, indica un informe del banco de inversión norteamericano.

En esa línea, los analistas de JP Morgan destacan que, a pesar de la política de estímulos monetarios que adoptará el Banco Central, “reducimos el crecimiento del PIB de 2020 a 2.3% desde 2.8%”.

En la Encuesta de Expectativas Económicas correspondiente a agosto, el mercado ajustó por octava ocasión sus perspectivas para este año hasta 2,5%.

Mayores estímulos monetarios

En vista de un incremento en los riesgos para el crecimiento global, JP Morgan pronostica que la Reserva Federal aplicará tres recortes más en la tasa de interés, situación que entregaría un mayor espacio a los bancos centrales de la región Andina.

De esta forma, el banco de inversión proyecta que en la reunión de diciembre, el ente emisor aplicará un recorte de 50 puntos base y fijará la tasa en 1,5%. Para el próximo año, JP Morgan ve sólo un recorte de 25 puntos base en marzo, ubicando la TMP en 1,25% durante 2020.

La visión de JP Morgan es más agresiva que los pronósticos del mercado, ya que las tasas swap se ubican en 1,75% al cierre de este año. En un horizonte de seis meses, se encuentran en 1,50%.

“El Banco Central de Chile es consciente de que las condiciones adversas, no solo pueden persistir, sino que probablemente se deteriorarán aún más, lo que explica por qué la autoridad monetaria está señalando una mayor relajación monetaria”, concluye JP Morgan.

/psg