Este viernes el ministro vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, conversó con ADN diversos temas que han marcado la pauta esta semana en el ámbito del regreso a clases presenciales, además de la polémica generada por las declaraciones de su análogo en Economía, Lucas Palacios.

“No nos gusta la idea de un gallito, de quién gana o quién no gana”, dijo al momento de aludir a la controversia entre el secretario de Estado y el Colegio de Profesores, quien acusó al gremio liderado por Carlos Díaz, de estar «buscado la quinta pata al gato para postergar la vuelta a clases presenciales” en medio de su supuesta necesidad de estar buscando “argumentos para no trabajar”.

“Creo que el ministro (Palacios) ya cerró el tema (…) parece una diferencia legítima y nosotros con eso damos cerrado el tema”, sostuvo al tiempo que aclaró que “la verdadera intención era contestar rápido al presidente del Colegio de Profesores y nunca referirse a todos los docentes, eso nos decía de lo realmente importante, que es que necesitamos volver a clases. El 1 de marzo es el inicio del año escolar, pero el formato va a depender las comunidades educativas”, recalcó.

En este sentido, Bellolio insistió en que la decisión final respecto de volver o no a las salas de clases será de los padres y apoderados, pero que los establecimientos educacionales deben estar preparados para que el plan de regreso presencial a las aulas se pueda materializar el mes próximo.

Ejecutivo da por finalizada controversia generada por Lucas Palacios
En relación a la polémica, el ministro vocero prefirió enfocar la discusión en lo que a su juicio es lo relevante ad portas del inicio del año escolar. “Obviamente, no nos gusta que por política algunos quieran simplemente oponerse al gobierno y que eso tenga como consecuencia un daño a la educación de los niños, y eso es lo que queremos poner como foco principal”, dijo, dando por finalizada la controversia, pese a que este jueves Díaz pidió la salida de Economía del gabinete.

“Nos parece que las palabras del ministro Palacios son inaceptables, atentan contra la honra del profesorado y por ello es que el día de hoy (ayer) estamos exigiendo como Colegio de Profesoras y Profesores de Chile la renuncia de este ministro”, argumentó el presidente del gremio en medio de una arremetida contra el Ejecutivo a la que en La Moneda decidieron zanjar focalizando la preocupación en que los escolares puedan retomar la actividad presencial el primer día hábil de marzo, si así lo deciden padres y apoderados.

/psg